Archivos

Multientrevista

Los efectos de una obra nunca son una simple consecuencia de las condiciones de su génesis. Al contrario, puede decirse que una obra tiene por secreto objetivo hacer imaginar una génesis de sí misma tan poco verdadera como sea posible. Las ciencias y las artes difieren, sobre todo, en que las primeras deben apuntar a resultados seguros o enormemente probables; las segundas no pueden esperar sino resultados de probabilidad desconocida. Entre el modo de génesis y el fruto hay un contraste.

Valéry, Paul.
“Introducción al método de Leonardo da Vinci”
en Escritos sobre Leonardo da Vinci.

(Para leer la primera parte de esta entrevista, clickear aquí)

Alma: Yo creo que está buena la interactividad, en cierto punto, cuando no te das cuenta de que estás interactuando. Y está bueno que si te das cuenta de que estás interactuando sea por una decisión de que querés interactuar, y no por un comando de “interactuá” y la obra se supone que funciona únicamente si yo interactúo y, bueno, yo digo pongo el dedo acá y me siento forzado, siento que me tengo que entusiasmar. Entonces, surge una distancia previa a la interactividad. En cambio, cuando uno usa internet y chatea con alguien, no sé da cuenta de esto. También está bueno encontrarse frente a cierto nivel de complejidad. Lo que decía Diego, que no sea sólo toco acá y prende allá. Que comiencen a intervenir cuestiones más complejas. Lo que me gusta de “Residua” es que vos decidís cuándo enviar el mensaje y, si no querés, no lo enviás y está todo bien. Pero además te encontrás con una cantante, que es algo que no podés controlar, y ni siquiera ella sabe qué va a pasar, porque está improvisando. Entonces, no estás pendiente de la interactividad.

Fabián: Yo pienso mucho en eso como espectador. A mí me incomoda mucho exponerme. El celular hoy, es una interfaz recontra amigable. No es un desafío, no es una limitación para nadie a menos que no tengas celular o no tengas crédito

Jajajjajajajaja

Diego: Está bueno, porque podés mantener el anonimato. Ahí te lleva al punto ese, de pensar una obra interactiva desde qué grado de compromiso querés que tenga el participante sobre tu obra. Muchas veces lo que pasa es que son tantos los parámetros que uno debería tener en cuenta para que una obra sea interactiva, que los artistas terminan no pudiendo atender tantas cuestiones y la obra termina fracasando. Todas las obras intertactivas se piensan en estudio, en el caso ideal. Entonces pensás tu obra pensando en lo que querés que suceda con tu obra, pero vos no sabés lo que va a pasar,  porque no sabés qué es lo que la gente va a hacer. Esto es así de claro.

Sol: No sólo es claro, sino que se supone que es la base de una obra interactiva.

Diego: Tal cual. Los artistas tienden a creer que va a suceder tal cosa, pero estás operando con personas y no sabés qué va  a suceder. Uno da por obvias muchas veces cosas que no lo son, y para algunas personas no lo son ni de casualidad, ni que le des un manual entiende que es de esa forma que vos pensabas que era.

Alma: A mí hace un par de años me pasó que armé una instalación -que hoy en día me parece horrible- en la que había varios escritorios con cosas que eran mías. Todos me decían que me iban a robar las cosas y entonces traté de pegarlas y estuve dos días pensando en que me iban a robar algo. Pero la gente depositó cosas, algunos dejaron boletos, otros dibujos…. Fue totalmente inesperado y no tenía nada que ver con la idea original.

Fabián: La obra empieza con el uso. Con la obra montada ves de qué va la obra… Cuando empezó a circular la gente empezó la obra.

Diego: Sin duda fue lo que pasó con “Residua”. Cuestiones técnicas: cuando yo hice el programa, la cuestión era que vos mandaras “residua” + lo que quisieras mandar. Pero yo no había previsto la posibilidad de que alguien mandara sólo “residua”, y eso hacía que se colgara el programa. Entonces, una vez que ya estaba instalada la obra, me tuve que poner a corregirlo. ¡Y habiendo evaluado hasta que enviaran caracteres en chino!

JAJAJAJJajjajajaja

Sol: No estabas preparado para el vacío.

Braude: Está bueno pensar eso, qué ocurre con el error.

Diego: Claro, pero lo que ocurre con el error en las instalaciones interactivas, es que el error apaga todo. En este caso, era error, listo, se acabó la obra…tiene que ver con la falta de capacidad de los artistas de resolver sus obras. Hay algo que está sucediendo mucho ahora, respecto a lo cual yo ya tengo una postura tomada. Muchos artistas que vienen de otras artes y empiezan a trabajar con arte interactivo y uno ve lo magras que son las obras y lo mal resueltas que están. Tiene que ver con la falta de capacidad para resolver eso. Hay un artista que me gusta mucho que se llama Jim Campbell. Publicó en su site lo que él llama la Fórmula para el Arte Interactivo. Es un esquema que contempla todas las posibilidades de arte interactivo que existen. El tipo dice que en toda obra interactiva tenés por un lado el input, que son los dispositivos que capturan cualquier tipo de estímulo: luz, calor, velocidad, velocidad del viento, sonido, lo que se te ocurra. En el medio tenés el núcleo de la obra y, por otro lado, tenés dispositivos de salidas que modifican el entorno. En el medio tenés el sistema de control de todo: una computadora, microcontroladores, sistemas mecánicos. Pero en lo que hace hincapié este artista es en el uso de la memoria. La idea del arte interactivo es recolectar datos, depositarlos, registrarlos de alguna manera en un dispositivo de memoria, de almacenaje de información, procesarlos de alguna manera original y devolverlos, cerrando el ciclo. Y la obra interactiva pasa por ahí: por cómo vos capturás esos datos, cómo los reprocesás y cómo los devolvés. El punto es que se cierre el círculo, no que quede abierto.

Braude: Mirá, me quedé con una cosa que dijo Fabián, que surgió en la mesa de debate de Tecnoescena. Por ejemplo, en la cuestión del chat. En el chat la gente participa de manera como natural. Y existe un pasaje que las personas de más edad aún sufren que es el pasaje de la pantalla al “nos encontramos”. Hay una especie de reseteo de la experiencia que todavía le cuesta hacer a aquellas generaciones que tuvieron que adaptarse al chat. Aquellos que nacieron con el chat, lo viven de una manera más natural; lo que hay ahí es real y punto. Es otro nivel de realidad, pero es real y no se discute. Y, por otro lado, este anonimato del chat permite contar cosas. El anonimato te brinda una seguridad que tiene que ver con la no-presencia física, que es un poco el rol tradicional del espectador, que puede observar a través de cierta distancia a otro que representa o que expone. Esa distancia le permite absorber, percibir, vivir la obra desde un lugar más protegido y, si querés, hasta más íntimo, a diferencia de esto otro, que implica convertirse en un performer más al interactuar con la obra, y ahí es donde se produce el cuelgue del programa del espectador. Dejar de ser espectador para ser usuario, pero no es un usuario protegido como el que está detrás de la pantalla y,  entonces, es como que no termina de ser ninguna de las dos cosas. Por otro lado, por ejemplo – que es lo que salió en la mesa de Tecnoescena -, en el uso de blogs muchas veces se mide el nivel de éxito en base al número de comentarios que recibe, comentarios que, a su vez, esperan ser comentados; hay gente que postea comentarios para que, a su vez, los comenten a ellos. Yo lo planteaba como la necesidad de constatar la existencia de uno mismo que tiene la gente hoy en día, y lo que me decía otro era que tenía que ver con la necesidad de figurar.

Diego: La gente está enferma de protagonismo.

Braude: Entonces, quizás, el discurso que está en la obra interactiva de hoy, o que podría estar – y que es, de alguna manera, donde se produce obra -, está en el punto en el que se producen estos dos procesos simultáneos. La pregunta es, ¿cómo lo conseguís?

Diego es Diego Alberti
Braude es Diego Braude
Fabián es Fabián Nonino
Alma es Alma Laprida
Sol es Sol Salinas

Para contactar a Sol Salinas, clickear aquí

Print This Post Print This Post

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree