Archivos

“In Other Words”: Heridas abiertas que se replican

En medio de Parque Patricios, para quienes no lo saben, hay una ex fábrica retransformada en… ¿centro cultural?…  ¿centro de experimentación artística?… ¿un poco de todo?… probablemente, esto último sea la idea más cercana. Es el cheLA, en la calle Iguazú, a unas cuadras del parque. Ahí es donde Proyecto 34ºS llevó adelante “In Other Words”, un espectáculo que es, asimismo, performance con instalación o instalación performática (si hay que despuntar el vicio de poner rótulos, que de poco sirven).

La directora Talya Chalef toma como puntos de partida los procesos represivos sufridos durante el Apartheid en Sudáfrica, la expropiación de niños aborígenes en Australia y lo ocurrido durante la dictadura militar argentina del ’76 al ’83. El común denominador siendo la mirada del opresor sobre el cuerpo del oprimido y las marcas visibles e invisibles que quedan.

El espacio amplio del piso superior de la fábrica permite la ocupación por parte de los performers. Las proyecciones actúan como murales, quedando deformadas por la propia topografía de las paredes. Ciudades se imprimen y los actores dibujan sobre ellas. En el montaje de textos e imágenes van apareciendo huellas. El espacio, en su status de ex fábrica, edificio pesado, duro, se convierte en un protagonista más.

Las palabras en inglés y en castellano se confunden, ¿de quién hablan?, ¿quiénes hablan? ¿dónde? Resultan, lógicamente, familiares. Son los elementos comunes que se reiteran, las pesadillas, los dolores fantasma, la imposibilidad de realmente concretar en algo inteligible lo ocurrido.

La recreación de los hechos a través de los juicios es la búsqueda de poder enhebrar una memoria, una acción destinada a permanecer, quizás, en estado incompleto, como si relatar una y otra vez no fuera suficiente. Hay un dolor que excede la razón y la palabra, inscrito tanto en represores como reprimidos. No hay monstruos, sino seres humanos capaces de monstruosidades…

La utilización de la oralidad, especialmente cuando los performers utilizan el español, produce un efecto (¿deseado?, ¿no deseado?) de distanciamiento. Es difícil abstraerse en esos momentos de estar escuchando a un actor en un lenguaje que, evidentemente, le resulta ajeno en su fonética, en su música. De la misma manera, me queda la impresión de que la obra sigue a la búsqueda de su forma (quizás no encuentre nunca una definitiva y siga mutando, no lo sé), como si estuviera probando recursos para conseguir expresar lo que necesita decir.

Los demás espectadores permanecen sentados en su mayoría. Yo opto, como se nos avisara antes de entrar que podíamos hacer, opto por pararme de vez en cuando y modificar mi punto de vista. Me es extraño lo que estoy viendo… Probablemente, si el espectáculo hubiera sido exhibido en otro lugar más céntrico mi percepción sería otra. Pero no puedo evitar pensar en la fábrica que ahora es cheLA…

El espectáculo termina, los performers se retiran y pasamos a recorrer lo que hasta hace unos minutos era espacio escénico y ahora queda como instalación. Textos escritos en tiza sobre el suelo y las paredes. Los cuerpos que escribieran esas palabras ya no están, se han retirado… conscientemente o no, replican el hecho de ausencia que los inspira…

Dirección / Producción / Dramaturgia: Talya Chalef – www.talyachalef.com (Sudáfrica / Australia) Interpretación: Gary Abrahams, Tim Stitz y Tristan Meecham (Australia) Diseño de iluminación / Jefa técnica de la gira: Bronwyn Pringle (Australia) Producción general en Argentina: Nikki Froneman, Proyecto 34°S – www.proyecto34s.com(Sudáfrica / Argentina) Asistencia general: Patán Veloso (Argentina) Fotógrafa: Daniela Pafundi – danipafundi@gmail.com

Para contactar a Diego Braude, clickear aquí

Print This Post Print This Post

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree