Archivos

Entrevista a Irina Sternik: Noticias de ayer, hoy y mañana

Irina Sternik es periodista especializada en tecnología y también dirige el sitio web cultural www.buenosairesladob.com.ar

La época de la fuente anónima parecería estar terminando. Quizás, muy probablemente, sea una exageración afirmar tal cosa. Pero, lo cierto es que hace rato que vivimos en la era del espectáculo, donde todo está hecho para ser visto y aquello que no genera repercusión es rápidamente desestimado. Las redes sociales han exacerbado esta característica, al permitir que podamos exponer nuestras ideas, nuestras vivencias y también aquello que encontramos por el camino diariamente. Somos un poco agentes de prensa de nosotros mismos y, en ese sentido, no hay nada peor que la falta de respuesta, ¿no?

Habitamos también la era de la información y la velocidad: nunca antes en la historia la gente tuvo la posibilidad de estar tan informada y de tener ese acceso casi al instante. Mientras en marzo de este año, Japón se veía sacudido por un terremoto seguido de un tsunami que generaron un desastre nuclear en la isla, los videos en HD filmados con celulares llegaban a todo el mundo; era proveer la visión que las cámaras de los noticieros no llegaban a cubrir, pero también el extraño morbo de aparecer en las redes y en televisión por haber sido testigo privilegiado de la catástrofe. Las revoluciones iniciadas en Medio Oriente este verano también se vieron retroalimentadas por la presencia de redes como Twitter además de los noticieros; imágenes de periodistas ciudadanos se filtraban a través de la censura, conectando, de alguna manera, los movimientos en cada país. Lo mismo está sucediendo, en escala quizás, con la iniciativa de los “Indignados” – jóvenes españoles disconformes con el sistema español y ante la recuperación de la derecha -, que se inició en la propia España con la Puerta del Sol en Madrid como símbolo y que a través de las redes sociales se está ampliando a todo la población ibérica distribuida por el mundo. Los medios tradicionales de comunicación no quieren quedarse al margen y toman a estas nuevas tecnologías de la información para construir sus noticias – tomándolas, muchas veces y de forma peligrosa, como fuentes – o las integran a la estructura de sus programas.

La pregunta apuntada a los noticieros televisivos en Argentina (que, más allá de experiencias como las dehttp://www.tvpts.tv/http://notio.com.ar/, siguen siendo el parámetro), es si realmente se transforma la manera de informar, si se da un proceso de democratización en serio o lo que se ve afectado es apenas una capa superficial. Y lo mismo en cuanto a la proliferación de periodistas ciudadanos, que en apariencia horizontalizan la producción de información, pero que multiplican también la data difundida sin chequear. A su vez, la actual crisis que vive el periodismo con respecto a la supuesta pérdida de una objetividad que jamás tuvo no hace más que fogonear aún más el debate.

Para contactar a Diego Braude, clickear aquí

Print This Post Print This Post

 

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree