Arte y Tecnología / Fotografía / Video / Instalación - Crítica

Imperativo de Captura - Marikena Gagliardi

“Imperativo de Captura”: La imaginación como escape del laberinto

por Diego Braude dbraude@imaginacionatrapada.com.ar

Lugar:
Masottatorres -nodo de arte contemporáneo - México 459 (www.masottatorres.com.ar)

http://www.makarenagagliardi.com.ar/

Asociación Libre:

---“Carcel de amor”: Dime quién eres y quién te hizo, mujer - por Diego Braude

--- Joel Peter Witkin: El cuerpo que retorna - por Diego Braude

La cámara captura fragmentos del mundo, que se fetichiza, se vuelve objeto de mirada, productor de sensaciones; el mundo, como imagen, no se vive, se consume.

Bajar la escalera, donde un texto de Baudrillard habla de lo falso, lo verdadero, las máscaras, los desenmascaramientos. Hay varias instalaciones, formando parte de la muestra Install.Exe. El nombre de Makarena Gagliardi se encuentra sobre una puerta. A un costado un poema suyo, que dice:

Una de las fórmulas del espectáculo:
el ojo lente es un órgano vedado
brisa al espejo
clave de sol en fading

denunciar, denunciar: hay un sujeto detrás de la cámara
primero cenizas, después fuego
profundidad liviana
escurridiza

intercambio hereje, ilusión y morbo
superficie pulida por descuento
nupcias al basural

si no hubiera estado allí
el agua, las piedras, las nubes
las ruinas no habrían venido

dedico mi fetiche
vuelvo a disparar

Una imagen de lo que bien podría ser un abandonado laberinto para hamsters es una ampliación junto a la puerta, entrada que, fácilmente, podemos ignorar y no percatarnos de su existencia. Pero, si se presta atención y se la encuentra, se la entreabre y ya una corriente fría acompaña una oscuridad apenas iluminada…

Una cueva, un largo y muy angosto pasillo, al final del cual se encuentran una televisión que pasa un cortometraje sin fin, y un libro, que si se lo abre muestra, como aquel pseudos laberinto, diferentes encuadres de un exterior determinado y capturado, a su vez cubierto por un alambrado real.

Lo filmado está en blanco y negro, cambia con el color. Exteriores: campo, mar, hierba. También están los recortes que pueden encontrarse como fotografía. En un principio, la caminata por la cueva es lo más fuerte; caminar hacia la luz al final del túnel, pero luego ese efecto se disuelve frente a la abstracción de las imágenes. Y, sin embargo, al permanecer un tiempo, comienzan a cobrar otro sentido. La claustrofobia de ese adentro se resignifica frente al exterior capturado, visible y perceptible únicamente desde su reproducción. El exterior se vuelve real desde la representación, y la atracción aumenta cuando las vivencias personales entran en interacción interna con el cortometraje o las fotos recortadas; la corriente fría, los sonidos que se transmiten por las paredes, la oscuridad, lo estrecho, frente a lo abierto, lo otro tan lejano frente a esta cueva.

La imagen capturada, abstracta, se transforma en otra cosa al ser consumida por el espectador. De todas maneras, la autora intuye la posible dirección al introducir a dicho espectador en un ambiente claustrofóbico, donde la reproducción de lo exterior tenderá a influir la percepción del aquí y del allá. Encerrado, sin ventanas, para el que mira la televisión o las fotografías, estas se vuelven la realidad exterior. Llevado fuera de la sala, el mundo en que vivimos, en el que cada vez pasamos más tiempo en un adentro, es la imagen, la representación, la que, en algún punto, reemplaza el afuera, lo virtualiza.

Salir de ahí es “volver”. Sin embargo, hay algo de primordial en esa cueva. Es escondite y jaula, libertad a través del absoluto direccionamiento de la atención sobre un punto específico; no tenemos elección, y eso elimina el peso de la decisión. La liberación de la artista, de su mirada para captar y producir, tiene su contraposición en el lugar en que se coloca al espectador. Paradójicamente, salvo por el hecho de salir físicamente de la obra, la posibilidad que tiene el espectador de apropiarse de la obra es cerrando los ojos, dejar de ver; ya no mirando sólo hacia delante, se puede “mirar” donde se quiera.

www.imaginacionatrapada.com.ar
14/12/2007

       
 
 
       

¡IMPORTANTE!: Este artículo que está/s leyendo, los listados a continuación y los que se encuentran en este link, pertenecen a la sección de Arte y Tecnología de Imaginación Atrapada discontinuada el 15 de mayo de 2009. Las notas publicadas luego de esa fecha se encuentran en la nueva sección de Arte y Tecnología. Para ir a la nueva sección, clickear aquí o en el menú superior.

Multientrevista "Residua": "Cómo sería si + qué pasaría si = que terminó en esto = que aún no terminó" (primera parte) - por Sol Salinas

Entrevista a Andrés Piatek: "Atacás a la tela en blanco y todo tu cuerpo piensa y todo tu mundo interno se asoma" - por Sol Salinas

Entrevista Diego Alberti: Versión 1.1 - por Sol Salinas

“Jovencitas Mojadas”: Erótica de la esfinge - por Diego Braude

Entrevista Makarena Gagliardi: "Es más difícil animarse a ver, a sentir" - por Diego Braude

“Femmes”: Criaturas Celestiales - por Diego Braude

“UbuWeb”: La web que recuerda y construye - por Diego Braude

Más Artes Visuales...

  Buscador de Notas (no incluye productos del E-Shop):

E-Mail:

 
 

Sobre el sitio ------- ------- Contacto

© Imaginación Atrapada 2005 - Prohibida la reproducción de los contenidos sin autorización previa o cita de autor y procedencia del material