Cine / Producción / Hollywood - Dossier

Alexander, de Oliver Stone
"Alexander", o la justificación del Imperio

El miedo al Otro y la necesidad del superhombre, marca registrada de Hollywood

Carla Masmun daysleepercm@yahoo.com.ar

Cuando hablamos de Hollywood, decir que el cine de género y la industria cinematográfica van de la mano es una obviedad, teniendo en cuenta que los estos se encuentran en la base del sistema de producción industrial norteamericano de cine, dado que permiten la estandarización de la narración y facilitan la producción en serie.

Los géneros son modelos narrativos conformados por reglas y motivos (temáticos, visuales) que el espectador debe reconocer. De alguna manera, los géneros del cine clásico (el llamado sistema clásico se perfila hacia 1915 y cae a fines de la década de 1950) se rigen por un principio de economía: si usted ve un film en el que los personajes interrumpen la acción con canciones y baile seguramente estará ante un musical. Esto no quita las posibles hibridaciones que, especialmente desde los noventa, pueblan la pantalla cinematográfica (con “Kill Bill” y “Kill Bill Vol. 2” Tarantino mezcla el cine de artes marciales, el western, y hasta el melodrama de madre).

El hecho de que algunos géneros prevalezcan sobre otros en determinados momentos de la Historia del cine (*) permite preguntarnos si esto tiene relación con la coyuntura histórica del país de origen. Pregunta que ha guiado un sinnúmero de trabajos mucho más interesantes que este pequeño artículo, pero que queremos retomar para reflexionar sobre la creciente producción de films de Hollywood de géneros como el cine bélico, de catástrofe, épicos o de terror desde los atentados de septiembre de 2001. Aquí presentamos la lista de estrenos de estos géneros desde 2002 (un porcentaje elevado con respecto al total):

Estrenos 2002, 2003, 2004, 2005

Épicas:
”Cruzada” (Ridley Scott)
”Alexander” (Oliver Stone)
”La pasión de Cristo” (Mel Gibson)
”Troya” (Wolfgang Petersen)
”El último samurai” (Edward Zwick)
”El rey Arturo” (Antoine Fuqua)

Ciencia Ficción:
”Yo robot” (Alex Proyas)
”Misteriosa obsesión” (Joseph Ruben)
”La máquina del tiempo” (Simon Wells)
”Destino final 2” (David E. Ellis)
”Matrix revoluciones” (Hermanos Wachowski)
”Matrix: recargado” (Hermanos Wachowski)

Bélicas:
”Fuimos soldados” (Randall Wallace)
”La caída del Halcón Negro” (Ridley Scott)

Comics – Superhéroes (léase hombres con habilidades extraordinarias):
”El rey Escorpion” (Chuck Russell)
”El Hombre Araña” (Sam Raimi)
”X Men 2” (Bryan Singer)
”Daredevil -El hombre sin miedo -” (Mark Steven Johnson)
”La liga extraordinaria (Stephen Norrington)
”Tom Raider: la cuna de la vida” (Jan De Bont)
”Terminator 3: la rebelión de las máquinas” (Jonathan Mostow)
”Hulk” (Ang Lee)
”Hellboy” (Guillermo del Toro)

Catástrofe:
”El día después de mañana” (Roland Emmerich)

Terror:
“Halloween: resurrección” (Rick Rosenthal)
“Jason X” (Jim Isaac)
”Jeepers Creepers, el terror existe” (Víctor Salva)
“Barco fantasma” (Steve Beck)
”Freddy vs. Jason” (Ronny Yu)
”La llamada” (Gore Verbistski)
“Camino a la perdición” (Rob Schmidt)
“La llamada 2” (Hideo Nakata)
“En compañía del miedo” (Matthieu Kassovitz)
“La séptima víctima” (Jaume Balagueró)
“Exorcista: el comienzo” (Renny Harlin)
“La casa del espanto” (Uwe Boll)
“Alien vs. Depredador” (Paul S. Anderson)
“La masacre de Texas” (Marcus Nispel)

A la lista podríamos agregar películas como “Daño colateral” (Andrew Davis) o “La suma de todos los miedos” (Phil Alden Robinson), entre otras, y su tematización de la lucha contra el terrorismo, o bien films que hasta resultan ofensivos por lo cínicos como “La leyenda del tesoro perdido” (Jon Turteltaub), donde disfrazado como film de aventuras, se ofrece una lección de historia y civismo (de ética mejor no hablemos). O tal vez “La habitación del pánico” (David Fincher), donde madre e hija deben encerrarse en una habitación para ponerse a salvo de ciertos intrusos. “La aldea” (M. Night Shyamalan), presentada como película de suspenso, es una metáfora burda sobre el miedo de los habitantes al afuera, al territorio que circunda el pueblo, único lugar donde (aparentemente) están a salvo.

Pero, después de todo, estamos en el terreno de la interpretación. Y a lo mejor, el estreno de “La guerra de los mundos” sólo signifique la recuperación de una franquicia que permitirá ganar mucho dinero. Sin otras intenciones… a propósito, se habla de una nueva secuela de “Rambo”…

(*) Sin olvidar las razones económicas (el bajo costo), se ha postulado en varias ocasiones la posible relación entre el auge del cine de terror y de gángsters y la incertidumbre reinante entre los norteamericanos durante la Gran Depresión (1929).

www.imaginacionatrapada.com.ar
1/07/2005

     
     

¡IMPORTANTE!: Este artículo que está/s leyendo, los listados a continuación y los que se encuentran en este link, pertenecen a la sección de Cine de Imaginación Atrapada discontinuada el 15 de mayo de 2009 . Las notas publicadas luego de esa fecha se encuentran en la nueva sección. Para ir a la nueva sección, clickear aquí o en el menú superior en Cine

Artículos recientes:

“Slumdog Millionaire”: Los caminos del destino - por Sol Santoro

“Waltz with Bashir”: La representación como recuperación de la memoria... - por Diego Braude

"La Comunidad" y "El Inquilino": Paranoia y persecución - por Sol Santoro

"Fast Food Nation": Somos lo que comemos - por Sol Santoro

“Regresados”: Más acá la inundación - por Diego Braude

"La cámara oscura": Mirame de nuevo - por Sol Santoro

"Lars y una chica real": Lo otro como escudo - por Sol Santoro

“The Fall”: El relato como supervivencia - por Diego Braude

Más Cine...

 

  Buscador de Notas (no incluye productos del E-Shop):

E-Mail:

 
   
   
 
 
 

Sobre el sitio ------- ------- Contacto

© Imaginación Atrapada 2005 - Prohibida la reproducción de los contenidos sin autorización previa o cita de autor y procedencia del material