Cine / Drama - Crítica

Nuevo Mondo - Emanuele Crialese

"Nuevo Mundo": Contrastes y paralelos

por Sol Santoro sols@imaginacionatrapada.com.ar

(Nuevomondo - Italia, Alemania y Francia – 2006) Dirección: Emanuele Crialese. Guión: Emanuele Crialese. Reparto: Charlotte Gainsbourg, Vincenzo Amato, Aurora Quattrocchi, Vincent Schiavelli, Francesco. Fotografía: Agnes Godard. Música: Antonio Castrignano. Producción: Alexandre Mallet-Guy. Duración: 120 minutos.

El filme de Emanuele Crialese es de esos estrenos que llegan con mucho esfuerzo y luego de un  tiempo para exhibirse en unas pocas salas. Realizada  en el año 2006 fue premiada con el León de Plata en el Festival de Venecia número 63 y fue seleccionada para representar a Italia en los premios Oscar.

El contexto de la historia del filme es conocido: principios del siglo XX, en Italia, más precisamente en Sicilia, así como en otros lugares de Europa, aparece la idea de la existencia de un mundo fabuloso, nuevo y lleno de posibilidades.

En un pequeño pueblo vive una familia sin lujos, próximos al comienzo de la primera guerra mundial. Esperan una señal que les diga hacia donde seguir. ¿qué les promete el nuevo mundo? Posibilidades y facilidades. El boca a boca y unas extrañas fotos van creando una imagen virtual algo fantástica de Norteamérica. 

Papas  tan grandes que un hombre no puede casi sostener, zanahorias que precisan de unas tres personas para ser acarreadas y ríos de leche. Los protagonistas se imaginan nadando en un río blanco, como en una feliz abundancia. Los árboles al florecer ofrecen como frutos monedas enormes. A cambio de algo de esfuerzo y fuerza de trabajo se supone que no volverían a pasar hambre u otras necesidades y que podrían convertirse en hombres ricos.

La película se focaliza en el viaje en si, en el barco, en el pasaje. Es la transición entre el mundo nuevo y viejo, y entre dos capas epistemológicamente diferentes. El filme no necesita mostrar el contraste entre el imaginario y el real porque el espectador ya lo sabe. Con casi un siglo de distancia, las consecuencias de las migraciones de la década del ´10 pueden  verse claramente en las poblaciones de los países que recibieron a quienes venían de Europa, no hay necesidad de mostrar nada más allá de la aduana, sabemos que los ríos no son de leche y que los vegetales no miden dos metros.

El barco, en ese sentido, es un lugar algo neutro. No es no lo viejo ni lo nuevo, sino ese espacio que los separa, es justamente esa distancia la que en parte permitió que se genere semejante ilusión de abundancia y prosperidad.

En el barco la población es heterogénea. La familia protagonista, la de Salvatore, carga con tres generaciones diferentes; viaja con su madre y sus dos hijos. En ellos será diferente la posibilidad y la voluntad de adaptación.

En la madre, Doña Fortunata será donde se vea más claramente plasmado el choque, un choque que va más allá del tamaño de los frutos y el viaje. Lo presente en ella tiene que ver con la herencia.

En el nuevo mundo, como lo indica tal adjetivo hay algo que está naciendo, en algo nuevo no hay tradición, no hay un pasado común, no hay una clara cantidad de usos y costumbres (sin abordar las cuestiones referidas a las culturas originarias). Esa tierra es una posibilidad ¿y antes de ello? No importa, albergará trabajadores de diversas partes que traerán consigo su forma de ver el mundo.

Doña Fortunata, en su rincón de Sicilia se dedicaba a su medicina, ligada a cuestiones divinas o espiritistas. Y para poder ingresar a Norteamérica debe someterse  a una nueva medicina que nada tiene que ver con sus conocimientos. Unos y otros no pueden entenderse. No hay síntesis posible para ambas partes. En la madre de Salvatore se encuentra fuertemente arraigada una creencia de toda la vida.

Son puntos de vista que no tienen espacio común, los médicos norteamericanos disminuyen o desvalorizan la medicina de la señora, tanto como esta lo hace con la de aquellos. Hay una fuerte imposibilidad de comunicación.

Más allá del lenguaje la falta de códigos comunes parece ser lo que los separa. Más que un choque pareciera que hay dos líneas paralelas, no hay punto de unión, el intercambio es imposible.

Por supuesto que en las generaciones más jóvenes el grado de tolerancia a la novedad es diferente. En cada personaje se irán enfrentando fuerzas opuestas que los van llevando durante el desarrollo de la trama.

Otro tema que se aborda durante todo el filme tiene que ver con las relaciones amorosas, o más bien con los vínculos entre las personas. En el barco que viaja lleno de italianos, aparece misteriosamente Lucy, una joven algo refinada proveniente de Inglaterra. Por diversas razones debe ir hacia Norteamérica y se registra con la familia de Salvatore. Su belleza y modales cautiva a buena parte de la tripulación.

Pero, si bien por un lado existe un deseo real, se encuentra como contrapartida la realidad de país que los recibe. Para ingresar las mujeres deben casarse. Casi elegidas a dedo, se repiten las escenas en las cuales las recién llegadas conocen a sus maridos, con quienes tienen que aceptar casarse o volver a su país. La idea de matrimonio esta ligada claramente a la utilidad, a la funcionalidad que éste tiene para la obtención de la nacionalidad.

Salvatore la imagina nadando con el en el abundante río, pero ninguna de las dos cosas son, en realidad, ciertas. Aunque lograse casarse con Lucy, no implicaría un vínculo amoroso. Es una ilusión, igual que el río de leche.

www.imaginacionatrapada.com.ar
1/9/2008

     
     

¡IMPORTANTE!: Este artículo que está/s leyendo, los listados a continuación y los que se encuentran en este link, pertenecen a la sección de Cine de Imaginación Atrapada discontinuada el 15 de mayo de 2009 . Las notas publicadas luego de esa fecha se encuentran en la nueva sección. Para ir a la nueva sección, clickear aquí o en el menú superior en Cine

Artículos recientes:

“Slumdog Millionaire”: Los caminos del destino - por Sol Santoro

“Waltz with Bashir”: La representación como recuperación de la memoria... - por Diego Braude

"La Comunidad" y "El Inquilino": Paranoia y persecución - por Sol Santoro

"Fast Food Nation": Somos lo que comemos - por Sol Santoro

“Regresados”: Más acá la inundación - por Diego Braude

"La cámara oscura": Mirame de nuevo - por Sol Santoro

"Lars y una chica real": Lo otro como escudo - por Sol Santoro

“The Fall”: El relato como supervivencia - por Diego Braude

Más Cine...

 

  Buscador de Notas (no incluye productos del E-Shop):

E-Mail:

 
   
   
 
 
 

Sobre el sitio ------- ------- Contacto

© Imaginación Atrapada 2005 - Prohibida la reproducción de los contenidos sin autorización previa o cita de autor y procedencia del material