Cine - Crítica

“Waltz with Bashir”: La representación como recuperación de la memoria...

por Diego Braude dbraude@imaginacionatrapada.com.ar

Dirección y guión: Cristian Bernard y Flavio Nardini. Elenco: Luciano Cazaux (Guido), Carlos Garric, Diego Leske, Carlos Issa, Coni Marino (Melina), Francisco Nepomuceno (Lito), Luis Sabatini (Luis Lacrose), Marcelo Sein, Diego Capusoto. Producción: Cristian Bernard y Flavio Nardini. Música: Adrián Iaies. Fotografía: Wilson Rodríguez. Montaje: Felipe Guerrero y Santiago Martí. Dirección artística: Pablo Racioppi. Vestuario: Magda Banach. Web: http://www.regresadosfilm.com.ar/ Duración: 95 min.

Asociación Libre:

--- Cine y Genocidio: Sobre la (im)posibilidad de representación - por Diego Braude y Florencia Guglielmotti

--- Wong Kar Wai y su trilogía no habrá más penas ni olvidos - por Diego Braude

Hace décadas ya se discute sobre la posibilidad o imposibilidad de representación de determinadas temáticas traumáticas. Ari Folman, en una entrevista, comenta que, si hubiera rodado “Waltz with Bashir” de una manera más tradicional, el resultado hubiera sido un hombre cuarentón contando sus memorias con un fondo negro genérico. Agrega que hubiera sido un bodrio, pero no es eso el detalle que importa, sino que, inmediatamente, continúa diciendo que le hubiera sido imposible filmar la memoria, donde los recuerdos reprimidos durante 25 años comenzaron a retornar de manera confusa y tormentosa. Para quien no lo sepa, “Waltz with Bashir” es un documental de animación.

En “Noche y Niebla”, de Alain Resnais, el poeta narrador dice que no hay forma de representar el horror. No se puede, no entra dentro del universo simbólico. No puede ser expresado de una manera objetiva. Decir que el horror es “terrible”, “catalogarlo”, en definitiva, es no decir nada, ponerlo lejos en un lugar seguro, donde se lo observa sin riesgo. Cuando en la saga “Saw” hay un regodeo en la crueldad y el sadismo estetizados, es sólo efecto, una brutal catarsis, pero eso no es el Horror. Quizás, precisamente, porque es demasiado explícito. En “La Película del Rey”, David, el director soñador de Carlos Sorín logra su mayor momento poético cuando no puede mostrar aquello que hubiera querido: ya no tiene extras, ya no tiene actores, pero es en ese vacío donde halla la forma de expresar la soledad y la desolación de su personaje. Es en expresar la imposibilidad de presentar donde David encuentra, paradójicamente, la solución mas potente y más concreta.

El film inicia con una secuencia onírica donde unos perros furiosos persiguen a un soñador ausente, que luego aparece acorralado en una torre, mirando desde la ventana. La memoria que retorna, violenta, inexorable, pese a todos los bloqueos.

La idea de pensar lo documental como documento se remonta a los inicios de las Ciencias Sociales como tales en el siglo XIX y al periodismo que nació con ella. Dar a conocer, denunciar siguiendo una pauta metodológica que asegura la veracidad de lo expuesto. Pero, el documental es asimismo un género que, como tal, tiene sus propios códigos de lectura y producción. Es, en el fondo, otra ficción, a la cual elegimos creerle un poco más – o no – en base a lo que entendemos como verosimilitud (y donde la subjetividad en la recepción altera, muchas veces, el nivel de credibilidad que se le otorga). Hablar de verosimilitud no es hablar de veracidad, sino de reglas narrativas que hacen que determinado contenido sea reconocido dentro de un género (y habla de las expectativas de lo que un lector, un espectador, esperan encontrar ahí; algo es reconocido como ese algo en tanto y en cuanto contiene elementos de un algo vuelto convención anteriormente).

Divago... Pienso en Wong Kar Wai. En sus films, usa lo que algunos llaman “slit-staging”; corta, rebana, el plano, elige un encuadre donde, a su vez, hay un reencuadre interno, incómodo, incompleto. Puede ser el de alguien que está espiando, pero también puede ser el hecho de que sus narradores son siempre personajes que recuerdan, y su memoria no les devuelve nunca una imagen perfecta, completa, sino otra, llena de faltantes...

 

Un amigo me insta desde hace un tiempo a realizar entrevistas animadas, siguiendo esta misma lógica de Folman. Pensamos un poco en cierto film canadiense... La cuestión no es que Folman sea original – poco importa la cuestión de lo “original”, que aparece en muchos comentarios sobre el film -, sino la posibilidad del cruce de género con un formato usualmente ajeno – no como herramienta, sino como formato global de la obra -. Plantear la animación como herramienta válida habla de una construcción de relato del mundo, donde el acento está puesto en la palabra “construcción”. A Folman no le alcanzan las palabras para completar un relato que está dentro suyo y que el vive como una pesadilla encapsulada que pide ver la luz. El problema es que ese sueño oscuro es su propia memoria bloqueada. Recrearlo sería introducir al film dentro de características más asociadas a lo ficcional. Pasaría, quizás, a ser “una historia basada en hechos reales”.

Pienso en voz alta: si uno se atuviera a la idea del documental como documento, ¿cuál sería el lugar de “Waltz with Bashir”?. No estamos hablando de un mockumentary ni de un documental que explicita las herramientas de elaboración – el artificio - del género documental, sino de un film que se plantea a sí mismo, simplemente, como un documental animado, en el cual la animación representa el recurso estético (en todo el sentido poético-estético) que le permite a Folman plasmar lo que las solas palabras parecerían no poder. A la inversa de “Noche y Niebla”, donde el texto del poeta reemplaza desde la sensibilidad subjetiva aquello que el texto objetivo no podría nombrar y acompañando a imágenes que pretenden “presentar”, son las imágenes de la animación las que se entrelazan con las palabras “no poéticas” de los entrevistados y del propio narrador.

Pregunto de nuevo... ¿sería posible realizar lo mismo en una mirada hacia atrás más general, como forma de Historia? ¿o es que Folman se habilita a sí mismo al explicitarse como subjetividad que construye intentando reconstruir (acá Agustina Carri y “Los Rubios” serían un equivalente)? Pienso en la historia argentina, por ejemplo, tan quebrada, al punto que gran cantidad de sus momentos no se enseñan (y no sólo en la escuela primaria o secundaria). ¿Significa una nueva tendencia? Lo dudo ¿Es acaso un aspecto más de la diversificación del género documental de los últimos 10-15 años? Probablemente... Y, aunque eso no le quite ningún mérito, quizás es más significativo de una época donde se habla de la escasez de historias ficcionales y donde la vida personal se ha convertido en un lugar de espectacularización. Primero como forma de retracción sobre la vida privada, luego también expandiéndola, como es el caso de "Waltz..." a otra historia más macro, donde la experiencia subjetiva del realizador es el medio para aproximársele.

Recursos Web:

http://www.noticine.com/internacional/38-internacional/10818-entrevista-con-ari-folman-qla-guerra-es-terriblemente-inutilq.html - Entrevista a Ari Folman

www.imaginacionatrapada.com.ar
5/3/2009

     
     

¡IMPORTANTE!: Este artículo que está/s leyendo, los listados a continuación y los que se encuentran en este link, pertenecen a la sección de Cine de Imaginación Atrapada discontinuada el 15 de mayo de 2009 . Las notas publicadas luego de esa fecha se encuentran en la nueva sección. Para ir a la nueva sección, clickear aquí o en el menú superior en Cine

Artículos recientes:

“Slumdog Millionaire”: Los caminos del destino - por Sol Santoro

“Waltz with Bashir”: La representación como recuperación de la memoria... - por Diego Braude

"La Comunidad" y "El Inquilino": Paranoia y persecución - por Sol Santoro

"Fast Food Nation": Somos lo que comemos - por Sol Santoro

“Regresados”: Más acá la inundación - por Diego Braude

"La cámara oscura": Mirame de nuevo - por Sol Santoro

"Lars y una chica real": Lo otro como escudo - por Sol Santoro

“The Fall”: El relato como supervivencia - por Diego Braude

Más Cine...

 

  Buscador de Notas (no incluye productos del E-Shop):

E-Mail:

 
   
   
 
 
 

Sobre el sitio ------- ------- Contacto

© Imaginación Atrapada 2005 - Prohibida la reproducción de los contenidos sin autorización previa o cita de autor y procedencia del material