“Luisa se estrella contra su casa”: Luisa en la encrucijada

"Luisa se estrella contra su casa" - Ariel FaraceUna casa de cartón es lo único iluminado, y avanza hacia nosotros. No es cartón, son cajas de productos, cada una con su logo, con su nombre.  La voz de Luisa, oculta dentro de la caja. Ya se habla de Pedro, su novio, el que está muerto. La casa avanza y, a manera de una casa de muñecas, se abre, mostrando a la muñeca morocha que no puede olvidar… o, quizás, no es cuestión de olvido

Pedro murió, pero está ahí, no se va. Se cuela por todos los recovecos y habla con Luisa. Luisa habla con Pedro y con Ódex, el polvo limpiador que ha decidido ayudar a Luisa en sus quehaceres. De fondo, como una gota que busca oradar vaya uno a saber qué armadura, una melodía en guitarra; el vecino que está triste, explica el Ódex, y, entonces, no para de tocar. El vecino vive en otra casa de cajas, en este caso todas iguales, indiferenciables. Mundo poético, naif. La casa se abre y da al escenario; no hay ventanas, no hay cielo…

Luisa invoca a Pedro, lo llama. Pedro dice con una sonrisa amplia que no se irá jamás. Luisa reconstruye, entre fragmentos, el día de la muerte; la muerte como cosa que ocurre un día y transforma todo. Hay humor en el texto, amable, pero a mis lados escucho múltiples pañuelos al unísono y en la oscuridad se ven los reflejos de lágrimas cayendo. La muerte es una incógnita, no tiene respuesta… no hay reacción “correcta” frente a la muerte; quizás, otra noche, en lugar de llanto, haya risa que descomprima. Me pregunto qué se les pasa a esas lágrimas por la cabeza, qué es lo que han recordado.

Pedro cuenta su muerte sin contar cómo murió. No puede, porque Luisa sólo sabe del hecho, no de los detalles subjetivos (y es ella quien construye este universo). Pedro cuenta, seguramente, como ya contó otras miles de veces y seguirá contando y diciendo “Estoy muerto”. La frase termina vaciándose de sentido, ¿no? ¿qué significa, en definitiva? Luisa le da vida a las cosas… dentro de la casa (que se arma y desarma y está llena de compartimentos, de palabras, de más cosas, de caras), ni los objetos ni las personas mueren…

Las preguntas se repiten, las acciones no se terminan, siempre se vuelve a empezar; por más que se quiera grabar en piedra el atrás, tarde o temprano muta, cambia de forma, se nos va un poco de las manos. La casa es parte del ritual que se repite, un recordando obsesivamente cada detalle de aquel día, dándole vueltas como la mirada de un cuadro cubista, para que ese día no termine de pasar.  Luisa niña. Luisa mujer. Luisa muñeca en su casa. Luisa que no puede llorar ni salir. Las otras Luisas posibles que se anulan.

Un amigo comía fideos el día que recibió una de las peores noticias de su vida; Luisa cocinaba pollo el día que Pedro murió. Sus fideos no cobraron vida, pero la escena quedó marcada: la secuencia, los movimientos, la noticia, el intento posterior de seguir comiendo y la garganta cerrada. Luisa transforma su secuencia inmortal en un pequeño universo reversible donde el dolor no es posible, en el cual hasta el pollo sonríe.

Casa de cartón, a la que se puede llevar el viento, a la que se puede comer el fuego. Piel. Frágil. Sin aire ni ventanas. Casa caja.

¿Cómo será el silencio? ¿Cómo será la pausa? ¿Cómo será quedarse sola un rato en el escenario? La obra partió de una imagen: la cabeza de una mujer atravesando las paredes de su casa, de adentro hacia afuera. ¿Quién será la que mira en ese momento? ¿Luisa mujer? ¿Luisa niña? ¿Luisa muñeca? ¿Y qué es lo que ve? En aquella historia mía, tiempo después, descubrí a esa persona mirando hacia arriba en el trayecto de un punto a otro por un espacio abierto. Le pregunté “¿Qué mirás?” “El cielo, hace mucho que no lo veía”.

Dramaturgia y Dirección: Ariel Farace Intérpretes: Luciana Mastromauro, Guido Ronconi, Matías Vértiz, Juan Manuel Wolcoff Iluminación: Matías Sendón, Ricardo Sica Espacio escénico: Ariel Farace, Cecilia Zuvialde Diseño de luces: Matías Sendón, Ricardo Sica Música: Guido Ronconi Fotografía: Nadia Mastromauro Diseño gráfico: Gonzalo Martínez Colaboración general: Andrés Rasdolsky, Ariel Vaccaro. Web: http://www.vilmadiamante.com.ar Este espectáculo formó parte del evento: VI Festival Internacional de Buenos Aires

Info sobre funciones de “Luisa se estrella contra su casa”

Para contactar a Diego Braude, clickear aquí

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

1 comment to “Luisa se estrella contra su casa”: Luisa en la encrucijada

  • Elisa Baño

    La ví dos veces. Muy buena. Excelente actuación Genial puesta en escena.

Deja un comentario

  

  

  


*

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Archivos