“Esa extraña forma de pasión”: Páginas de un libro rayado

El recuerdo, es siempre un  recuerdo de otro recuerdo, un instante que se reduplica sobre otro ya contaminado de incertidumbres, de sensaciones encontradas, de vacíos e imágenes desvaídas que, a veces, prefieren no ser evocadas para no avivar heridas que aún no han sido curadas. Indagar en esos recuerdos desde el presente implica toda una operación llena de contradicciones, veladuras, recortes y emociones, que no siempre encuentran, la forma de cobrar vida.

Esa extraña forma de pasión indaga en la memoria aun fresca de la pasada dictadura militar, representando sobre el escenario tres escenas que abren una grieta en el presente para recabar en aquel pasado. Las escenas se disponen longitudinalmente, una al lado de la otra, como entidades autónomas, excepto por alguna mirada que comparten los actores en determinados momentos, aunque sin imprimir gran correlación entre las mismas. Dos escenas suceden en el pasado, y la tercera en el presente, siendo esta ultima la que da inicio y cierre a la obra.

En ese presente en el cual se ancla la representación, opera un movimiento de recordar sin enunciar aquel quien recuerda pero a la vez haciéndolo presente a través de la puesta en escena. La escritora, ex detenida, es aquella quien recuerda desde el presente, aunque ese acto no sea voluntario. El joven que la entrevista busca escarbar en los recuerdos ajenos, para de alguna manera, dar alguna explicación a los suyos.

Las otras dos escenas muestran a dos militantes escapando de una inminente captura, y a dos represores uno de los cuales mantiene una relación amorosa con una detenida. Estas escenas muestran un mayor dinamismo que la anterior, estableciendo puntos de ambigüedad que ponen en evidencia las debilidades y temores de los hombres. Ella pone en duda su lugar como militante ante la posibilidad de la muerte, él se enamora de una detenida y accede a dejarla ir.

La obra cuenta, dice, recuerda, a través del discurso ese momento tan doloroso para los argentinos, marcando ciertos lugares de ambigüedad, aunque sin tomar ningún tipo de riesgo. Es la escritora quien marca el principio y el final, como si fuera ella quien nos estuviera contando esta historia, como una novela, o un cuento. Una cita literaria cierra la puesta y la vemos a ella escribir en su computadora, de igual manera que al inicio… El discurso nunca llega a cobrar cuerpo, y las palabras se despliegan ante nuestros ojos para darnos cuenta de una historia que es contada tal como espera ser escuchada.

Dramaturgia y  Dirección: Susana Torres Molina Intérpretes: Béla Arnau, Fiorella Cominetti, Pablo Di Croce, Emiliano Diaz, Adriana Genta, Gabi Saidón, Santiago Schefer Diseño de luces: Light Produccione Integrales Realización escenográfica: Eduardo Manfredi Asistencia de dirección: Diego Frontera Prensa: Simkin & Franco Producción: Sonia Caligo. Web: http://www.esaextraniaformadepasion.blogspot.com. Info sobre funciones de “Esa extraña forma de pasión”

Para contactar a Enea, clickear aquí

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

El recuerdo, es siempre un  recuerdo de otro recuerdo, un instante que se reduplica sobre otro ya contaminado de incertidumbres, de sensaciones encontradas, de vacíos e imágenes desvaídas que, a veces, prefieren no ser evocadas para no avivar heridas que aún no han sido curadas. Indagar en esos recuerdos desde el presente implica toda una operación llena de contradicciones, veladuras, recortes y emociones, que no siempre encuentran, la forma de cobrar vida.

Esa extraña forma de pasión indaga en la memoria aun fresca de la pasada dictadura militar, representando sobre el escenario tres escenas que abren una grieta en el presente para recabar en aquel pasado. Las escenas se disponen longitudinalmente, una al lado de la otra, como entidades autónomas, excepto por alguna mirada que comparten los actores en determinados momentos, aunque sin imprimir gran correlación entre las mismas. Dos escenas suceden en el pasado, y la tercera en el presente, siendo esta ultima la que da inicio y cierre a la obra.

En ese presente en el cual se ancla la representación, opera un movimiento de recordar sin enunciar aquel quien recuerda pero a la vez haciéndolo presente a través de la puesta en escena. La escritora, ex detenida, es aquella quien recuerda desde el presente, aunque ese acto no sea voluntario. El joven que la entrevista busca escarbar en los recuerdos ajenos, para de alguna manera, dar alguna explicación a los suyos.

Las otras dos escenas muestran a dos militantes escapando de una inminente captura, y a dos represores uno de los cuales mantiene una relación amorosa con una detenida. Estas escenas muestran un mayor dinamismo que la anterior, estableciendo puntos de ambigüedad que ponen en evidencia las debilidades y temores de los hombres. Ella pone en duda su lugar como militante ante la posibilidad de la muerte, él se enamora de una detenida y accede a dejarla ir.

La obra cuenta, dice, recuerda, a través del discurso ese momento tan doloroso para los argentinos, marcando ciertos lugares de ambigüedad, aunque sin tomar ningún tipo de riesgo. Es la escritora quien marca el principio y el final, como si fuera ella quien nos estuviera contando esta historia, como una novela, o un cuento. Una cita literaria cierra la puesta y la vemos a ella escribir en su computadora, de igual manera que al inicio…El discurso nunca llega a cobrar cuerpo, y las palabras se despliegan ante nuestros ojos para darnos cuenta de una historia que es contada tal como espera ser escuchada.

El recuerdo, es siempre un  recuerdo de otro recuerdo, un instante que se reduplica sobre otro ya contaminado de incertidumbres, de sensaciones encontradas, de vacíos e imágenes desvaídas que, a veces, prefieren no ser evocadas para no avivar heridas que aún no han sido curadas. Indagar en esos recuerdos desde el presente implica toda una operación llena de contradicciones, veladuras, recortes y emociones, que no siempre encuentran, la forma de cobrar vida.

Esa extraña forma de pasión indaga en la memoria aun fresca de la pasada dictadura militar, representando sobre el escenario tres escenas que abren una grieta en el presente para recabar en aquel pasado. Las escenas se disponen longitudinalmente, una al lado de la otra, como entidades autónomas, excepto por alguna mirada que comparten los actores en determinados momentos, aunque sin imprimir gran correlación entre las mismas. Dos escenas suceden en el pasado, y la tercera en el presente, siendo esta ultima la que da inicio y cierre a la obra.

En ese presente en el cual se ancla la representación, opera un movimiento de recordar sin enunciar aquel quien recuerda pero a la vez haciéndolo presente a través de la puesta en escena. La escritora, ex detenida, es aquella quien recuerda desde el presente, aunque ese acto no sea voluntario. El joven que la entrevista busca escarbar en los recuerdos ajenos, para de alguna manera, dar alguna explicación a los suyos.

Las otras dos escenas muestran a dos militantes escapando de una inminente captura, y a dos represores uno de los cuales mantiene una relación amorosa con una detenida. Estas escenas muestran un mayor dinamismo que la anterior, estableciendo puntos de ambigüedad que ponen en evidencia las debilidades y temores de los hombres. Ella pone en duda su lugar como militante ante la posibilidad de la muerte, él se enamora de una detenida y accede a dejarla ir.

La obra cuenta, dice, recuerda, a través del discurso ese momento tan doloroso para los argentinos, marcando ciertos lugares de ambigüedad, aunque sin tomar ningún tipo de riesgo. Es la escritora quien marca el principio y el final, como si fuera ella quien nos estuviera contando esta historia, como una novela, o un cuento. Una cita literaria cierra la puesta y la vemos a ella escribir en su computadora, de igual manera que al inicio…El discurso nunca llega a cobrar cuerpo, y las palabras se despliegan ante nuestros ojos para darnos cuenta de una historia que es contada tal como espera ser escuchada.

Deja un comentario

  

  

  


*

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Archivos