“Lovely Revolution”: 200 años antes del después

Enrique Papatino, quien ya había realizado puestas históricas como “París en aguacero” -en la que repasa el mito de San Martín en sus últimos días en Francia“De sobornar al olvido” – en la que trabaja con la figura de Castelli desde la mirada de la mujer- y que tiene proyectado realizar una puesta sobre Belgrano, lleva a escena “Lovely Revolution”, una tertulia de teatro musical que estudia y recorre con realidad y ficción la vida de Mariano Moreno, los momentos previos a su asesinato en el mar, su relación con Guadalupe Cuenca y su relación con algunos de los integrantes de la Primera Junta a quienes no sólo no nombra, sino que además se aventura a crear con nuevos nombres como Pedrosa .

La puesta en escena se desarrolla en varios espacios como la jabonería de Vieytes, el salón de Mariquita Sánchez y altamar, incorporando a esos espacios los discursos de Moreno provenientes del Plan de Operaciones, plan que fue históricamente manipulado por Mitre, pero que en su composición proponía medidas extremas para evitar la intercepción de todos aquellos que intentaron proteger sus negocios.

Enrique Papatino, así como entiende que la Revolución terminó siendo Revolution, indaga al espectador, por medio de Moreno (el personaje que él mismo representa), ingresando en el espacio de la platea, señalándolo y preguntando por los resultados. Esta mecánica que repite en algunos instantes, funciona como lo hacía el distanciamiento brechtiano, dejando en el espectador, hasta ese entonces pasivo, el espacio de reflexión.

Para lograr esto, no sólo usa como herramienta la interpelación, sino que además alterna la ficción y la realidad, los espacios en que se compone la obra y los tiempos en los que transcurre la misma. Así, Guadalupe irá enviudando de modo intermitente, así como se verán las tensiones entre Moreno y un político como Pedrosa.

Quizás otro elemento que construye ese distanciamiento es la música -incorporada por la formación de su dramaturgo- y lo hace desde la puesta, sumando los músicos a escena, mostrando su trabajo y haciéndolos interactuar con los actores. Además, este último elemento también hace a la época que se narra, recordando las tertulias, rememorándolas en este año del Bicentenario.

Y apropósito del año del Bicentenario, no en vano se lleva a escena esta puesta, que propone revisionar la historia, estudiar los mitos, indagar sobre sus resultados para reveer el presente y sus políticos, quienes sólo palabras dicen, quienes pocos hechos muestran, quienes se alejan bastante de Belgrano, San Martín, Castelli y Moreno.

Una importante diferencia: en el presente se habla, en el pasado se hizo, porque hasta en la orden más descabellada estaban tratando de armar un plan de país.

Libro: Enrique Papatino Dirección general: Enrique Dacal Dirección musical: Pablo Dacal Intérpretes: Julio Ordano, Enrique Papatino, Jessica Schultz, Hernán Vazquez Músicos: Gonzalo Braz, María Esquiroz, Maximiliano Schonfeld, Clara Stegmann Música: Pablo Dacal Fotografía: Jorge Codicimo Diseño gráfico: Juan Amézaga, Pablo Papatino Asesoramiento de producción: Daniel Papatino, José Zabala Asistencia de dirección: Carla Tarantino Prensa: Simkin & Franco Arreglos musicales: Pablo Dacal Web: http://www.lovelyrevolution.com.ar. Info sobre funciones de “Lovely Revolution”

Para contactar a Jimena Trombetta, clickear aquí

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

Deja un comentario

  

  

  


*

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Archivos