ENTREVISTA JORGE EIRO: “En la actuación uno puede bucear interminablemente, pero también hay que defender un relato y una estructura”

ENTREVISTA
:: JORGE EIRO::

Primer encuentro: Teatro Beckett, subsuelo, polvo, humedad.

SUDADO me recibe con una copita de pisco y una propuesta contundente.

La obra me atrapa, me seduce, me convence.

 

 

Segundo encuentro: Camarín de las musas.

Quiero detenerme en ciertos aspectos, estuve leyendo notas y voy en busca de material para mi entrevista.

La relación contenido y forma siempre me parece tentadora; lo que se dice, lo que no se dice, cómo se dice, cómo no se dice. Me interesa el trabajo con lo verosímil, la forma en que esos actores hablan y se mueven, los resultados del método de trabajo.

SUDADO vuelve a atraparme, me olvido un poco de lo que estaba buscando.

Alguna vez en alguna entrevista algún artista me dijo “ante la posibilidad de creer, el espectador cae rendido”.

Caigo rendida.

 

 

 

Sol Salinas: Leyendo notas y críticas no pude dejar de apenarme por tanta información anticipada, por ese “resumen” de la obra que nos explica un poco de que trata… Me imagino que te alegra que se escriba sobre la obra pero ¿no preferirías que algunos momentos de la obra no se revelen de antemano? ¿Qué pasa con lo sorpresivo de la propuesta? ¿Pensaste en esto?

Jorge Eiro: Es como muchas cosas… Te lo pueden contar pero lo vivencial es lo que termina de impregnar, lo que realmente deja la obra. No es una obra anclada en un relato, sino que es un relato atravesado por actuaciones que multiplican ese relato, eso que no se dice. La “sinopsis” queda obsoleta desde el minuto 1 de la obra. Algo así como: Te cuento de qué trata, pero tenés que ir a verla.

S: Sí, sí, coincido en que el corazón de la obra está justamente ahí, en lo no dicho… Respecto a esto supongo que el texto fue la consecuencia del trabajo, ¿o previamente habías escrito algo? ¿Tuvieron algo así como una estructura previa? ¿Qué pasa con la relación dramaturgia del actor- estructura dramática?

J: Se puede decir que hay una dramaturgia total en el sentido de muchos textos no dichos, que alguna vez se dijeron para desplegar gestos, miradas, etc. Y después se omitieron.
Creemos en la dramaturgia de actor, pero también en la estructura que genera una conciencia sobre la dramaturgia y/o estructura dramática. Decimos siempre que es un trabajo híper actoral pero con una estructura dramática que sostiene todo lo que se despliega. Se escribió poco a nivel trabajo de escritorio, casi la totalidad de los textos son fruto de los ensayos. Pero llamamos a un dramaturgo amigo para evaluar un poco todo lo que se estaba diciendo y nos dio muchísima claridad. En la actuación uno puede bucear interminablemente, pero también hay que defender un relato y una estructura.

S: Leí también que te conectaste -o que ellos se conectaron con vos- con la comunidad peruana en Argentina. Contame de este encuentro, de este diálogo.

J: Siempre fuimos nosotros a la búsqueda de ellos. Estamos hablando de más de cuatrocientos mil peruanos en la Argentina y de una identidad cultural muy fuerte. Nos acercamos a la embajada del Perú, radios peruanas, restaurantes, etc… Para contar lo que hacíamos. La necesidad de un diálogo y/o de construir puentes por sobre las fronteras. Ellos se coparon con la propuesta y flashearon con que unos pibes tengan ganas de contar algo de su paso por nuestro país… Es algo que la música y el cine se está haciendo más cargo, pero no así el teatro.

(Tiempo)

Cuando vienen a ver la obra quedan impresionados por todo lo que se cuenta y lo que se percibe. Y también nos devuelven su mirada sobre lo que se cuenta o su propia experiencia inmigrante. Es un cruce que nos hace muy felices y es posibilitador de trabajos e intercambios conjuntos.

S: ¿Trabajaron lo verosímil? Es decir, ¿fue importante en el proceso de trabajo esto de que a los actores principalmente “se les crea”? ¿Tuviste respuestas en este sentido respecto de la comunidad peruana?

J: Trabajamos el verosímil obsesivamente. Y ese verosímil se da también, como decía antes, por textos que se omitieron, transformados en gestos y miradas. Hubo desde el equipo de dirección y desde los actores mucho trabajo sobre el verosímil y una alarma sensible cuando nos zarpábamos. En materiales como SUDADO uno puede tentarse y generar teatralidad excesiva, algo así como que se nos suelte la cadena del código que estamos laburando. Eso puede estar muy bueno en términos de imagen e impacto, pero no en términos de adherencia de lo que tiene que ser en cada caso. La actuación es un instrumento que se puede desafinar y ahí quedas en orsai y dejás de creer.
Respecto a la comunidad peruana o al personaje peruano en la obra, la creencia en lo que hace Facundo Aquinos es total, al límite que muchos peruanos le preguntan de qué parte de Perú es.

S: ¡Jajaja! ¡No me sorprende! Yo ya lo conocía a Facundo y sabia que no lo era, pero de todos modos me sorprendió realmente!
Por otro lado o quizás no tanto, leyendo notas y artículos tuve la sensación de que SUDADO cruzó la línea de “espectadores del circuito off”, ¿puede ser? ¿Hay algo en la propuesta que invite a aquellos que no suelen ir al teatro? ¿Qué podría ser?

J: Como broma decimos que es una obra ATP -apto todo público-. En sí mismo es un relato pequeño o en palabras de espectadores: poco pretenciosa y súper contundente en su totalidad. Una historia chiquita, con temas por los cuales nos vimos atravesados todos. Destacando siempre eso que no se dice, sino que se siente. Ese espacio que terminamos de llenar nosotros y donde las cosas hacen eco adentro de uno. Pueden ser problemáticas que se contaron mil veces, pero desde el trabajo de actuación, de las miradas, de los gestos, de los tiempos y otras cosas por sobre el texto; la obra entra dentro de esas obras donde las cosas pasan, donde creés lo que ves. Sentís que te metiste en un mundo a ver 1 hora de la vida de estos. Y ahí te resuena por todos lados.

S: El disparador, la idea primera fue trabajar el mundo de “una obra en construcción”; ¿esta idea tiene que ver con algún interés personal tuyo o fue de todo el grupo? ¿En qué consiste ese interés? ¿Se trató de indagar en las relaciones de laborales, en las relaciones de clase o se trató de una foto, de una imagen inicial?

J: Tenía ganas de trabajar con el mundo de la construcción y con cierto enfrentamiento entre una misma clase: laburantes contra laburantes. En el terreno de los ensayos todo lo que estaba afuera o se mostraba en forma explícita empezó a meterse para adentro. A ser algo singular y personal. Ganarle al deseo de hablar de los laburantes, de los obreros o de los patrones. Singularizarlo en estos que estaban ahí: este obrero, este patrón, etc. El trabajo se volvió obsesivo sobre el vínculo entre ellos, sobre lo que no se dice y lo que es difícil de expresar. Si no se dice, se actúa. Y cuando actuábamos decíamos muchas más cosas.
El tratamiento sobre este tema nos empezó a copar a todos. Pudo inicialmente, para dar las condiciones de trabajo, ser un tema de uno. Pero todos comenzamos a sumergirnos en esto y leer sobre el inmigrante en la Argentina, nuestro vínculo con ellos, ir a comer a restaurantes peruanos y hablar con la gente. Hablar de viajes, de la construcción, de nuestro vínculo burgués con ese mundo, de nuestros padres ausentes, presentes, vivos y/o muertos, etc.
Abriendo la cocina: la primera imagen fue la de dos obreros atrincherados en una carpa en una obra en construcción con temor a que vengan a robarles materiales de una villa cercana. Un disparate si pensamos en qué devino la obra. Pero algo del miedo de estos obreros, de sus diálogos en la espera, del sentirse solos y recordar tiempos mejores… encausó el material hacia donde hoy llegamos.
Partimos de una idea quizás, pero nos metimos en el terreno de la incertidumbre y la investigación para construir muchos más sentidos.

Para contactar a Sol Salinas, clickear aquí

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

Deja un comentario

  

  

  


*

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Archivos