Artes Escénicas / Teatro - Crítica

Cáucaso - Lautaro Vilo

“Cáucaso”: El siniestro absurdo del poder

por Diego Braude dbraude@imaginacionatrapada.com.ar

Dirección: Lautaro Vilo Intérpretes: Adolfo Oddone, Lautaro Vilo Escenografía, sonido y vestuario: Cecilia Zuvialde Música original: Adolfo Oddone Asistencia de escenografía: Agustín Schang Prensa: Daniel Franco, Paula Simkin Producción: Agustín Schang

Finalizó Funciones 2007 -- ElKafka Espacio Teatral, Lambaré 866, Teléfono: 4862-5439 Web: http://elkafkaespacioteatral.blogspot.com

Finalizó Funciones 2006 -- ElKafka Espacio Teatral, Lambaré 866, Teléfono: 4862-5439 Web: http://elkafkaespacioteatral.blogspot.com

Allá por el 2003, Vladimir Putin dejó en claro a qué se refería con “mano dura”. En el momento de disolución de la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, retornaron a la geografía como países independientes numerosas naciones, una de las cuales no fue Chechenia. Clave como región de recursos energéticos, Moscú decidió que Chechenia no podía independizarse, y, como resultado, la lucha entre las humildes tropas chechenas y el ejército ruso lleva, en mayor o menor medida, más de una década. Como en toda guerra de desventajas considerables, los chechenos eventualmente recurrieron a diferentes tácticas de guerrilla, la más renombrada precisamente aquella del 2003, en la cual un supuesto líder muerto demostró estar bien vivo al tomar un teatro moscovita en plena función y mantenerlo de esa manera, previa amenaza de hacerlo volar con todos adentro si las autoridades rusas no aceptaban sentarse a negociar liberación de presos y de Chechenia misma. Putin dijo que no iba a ceder y, para sofocar a los guerrilleros, dio órdenes de arrojar un gas letal por la ventilación, matando tanto a los secuestradores como a varios rehenes. Como todo evento degradante en este mundo, sin embargo, el paso del tiempo condenó al hecho aberrante a un archivo de noticias.

Lautaro Vilo, en la forma de un unipersonal con acompañamiento, retoma este tema y lo traduce como una mezcla de representación con un final más cercano a la performance.

Una sala iluminada delicadamente por una fila de luces permite intuir un músico en el fondo y un personaje sentado en una suerte de pupitre en primer plano (para el espectador). Una alfombra de papeles (¿partituras? ¿escritos? ¿obra? ¿burocracia?), tapiza como una lengua blanca el camino desde el fondo a la platea. El personaje es iluminado, y una voz comienza a interrogarlo.

Vilo es un músico ruso que fue tomado como rehén. Quién es el interrogador no queda claro, puede ser un policía, un conductor televisivo. Los primeros minutos de este intercambio tienen un aire kafkiano en su irracionalidad y la arbitrariedad de las preguntas. El interrogado queda atrapado y obligado a responder a los caprichos del interrogador. Se le dice que es el “personaje del momento”, un “héroe”, y entonces da la sensación de que es la fugaz estrella de un programa televisivo, pero la agresividad del cuestionario lo pone en un lugar de duda, donde se pone en tela de juicio su lealtad o su propio testimonio.

Este juego, que plantea lo absurdo de una situación en la cual no queda claro hasta qué punto los rehenes lo eran de los terroristas chechenos o de la propia política rusa, y deja entrever todo el conflicto de poder que hay detrás de bambalinas, sin embargo, va dejando lugar lentamente a una propuesta mucho más frontal. Vilo/Personaje tiene por momentos explosiones, en las cuales entra en un estado de catarsis en el cual explica la situación política que rodeó y rodea aquel hecho avergonzante. La representación teatral deja paso a una exposición personal de los hechos.

Lo que en otra obra, “Bambiland”, era un recurso central que se basaba en un discurso satírico de permanente choque (al margen de cierto efecto de saturación), en “Cáucaso” opera un quiebre. El juego kafkiano inicial va lentamente rotando hacia una situación donde las preguntas, más o menos irritantes, le permiten al interrogado ir planteando una pintura de situación. El minimalista espacio escénico, con elementos que permitirían niveles de significación (cierto aire de show, de banalidad cruel y morbo que denuncia), por su parte, queda en un segundo plano frente al discurso principal.

Si bien la fuerza de Vilo mantiene el relato, el círculo de exposición/representación no encuentra un momento de elaboración, de explosión… el efecto dialéctico entre representación y exposición, de esta manera, no encontraría (teatralmente) un momento de “síntesis”. De hecho, el juego propuesto es explicitado hacia el final, donde incluso se introduce un momento performático. El artista plantea su artificio como manera de poder, desde su lugar, acercarse a la realidad, de decir algo acerca de ella, de recordar aquello que se pretende sea olvidado, de enfrentar al Poder desde un lugar, el del artista, de resistencia. Pero, para este momento, ya el texto poético ha dejado quizás demasiado espacio (no absoluto, sino relativo) a la necesidad de explicación.

www.imaginacionatrapada.com.ar
9/6/2006

 
   

¡IMPORTANTE!: Este artículo que está/s leyendo, los listados a continuación y los que se encuentran en este link, pertenecen a la sección de Artes Escénicas de Imaginación Atrapada discontinuada el 15 de mayo de 2009 . Las notas publicadas luego de esa fecha se encuentran en la nueva sección. Para ir a la nueva sección, clickear aquí o en el menú superior en Artes Escénicas

"Quienquiera que hubiera dormido en esta cama": Te recuerdo, amor - por Diego Braude

"124": Cuerpos en rearme permanente - por Enea

"B": Representación en potencia - por Enea

"Dos mil treinta y cinco": La corrosión va por dentro - por Diego Braude

"Tren": Viajantes se buscan - por Diego Braude

“Mecanismos del cortejo”: ¿De quién es este cuerpo? - por Jimena C. Trombetta

“Dolor Exquisito”: Representando el dolor... - por Nadia Isasa

  Buscador de Notas (no incluye productos del E-Shop):

E-Mail:

 
 
 
 
 

Sobre el sitio ------- ------- Contacto

© Imaginación Atrapada 2005 - Prohibida la reproducción de los contenidos sin autorización previa o cita de autor y procedencia del material