Artes Escénicas / Danza - Crítica

Mendiolaza, del Grupo Krapp

"Mendiolaza": Ese lugar tan lejos, allá y acá nomás

por Enea enea@imaginacionatrapada.com.ar

Dirección: Luciana Acuña, Luis Biasotto Elenco: Luciana Acuña, Gabriel Almendros, Luis Biasotto, Edgardo Castro, Agustina Sario, Fernando Tur Vestuario: Gabriela Aurora Fernández Escenografía: Ariel Vaccaro Diseño de luces: Marcelo Alvarez Diseño gráfico: Damián Vergani Prensa: Guillermo Pintos Producción: Mariana Tirantte Coreografía: Luciana Acuña, Luis Biasotto, Agustina Sario. Este espectáculo formó parte del evento: IV Festival Internacional de Buenos Aires.

Finalizó Funciones 2006 - El Portón de Sánchez, Sánchez de Bustamante 1034, Teléfono: 4863-2848.

Un barrio. ¿por que no? ¿O quizás un club?. No lo sabemos realmente. Pero lo que salta a nuestra vista es un ambiente gris, un par de paredes encastradas con una gran entrada en el medio, y una cortina de hierro. ¿Almacén? ¡No! Hay un piano...

“Mendiolaza” nos transporta a un lugar que no resulta remoto pero que a muchos les resultara ajeno. Nos traslada a un pueblo, revivido de manera muy personal por este grupo de origen cordobés.

Sus personajes son muy particulares. Cada uno tiene su propia señas y dominios. Aunque los hombres cuentan todos con bigotes. Pero las mujeres no. Podríamos decir que por sus ropas, todas muy sencillas aunque llamativas parecen todos salidos de una mezcla de barrio latino de película yanqui con trattoria de la nona en Palermo.

El comportamiento es normal. No pasa nada. De repente, un sonido de alarma se hace presente y estos personajes que parecen ahora dominados por un ser superior en una especie de claustro se acomodan en fila sobre un lateral. Los juegos empiezan, descartando todo lo supuesto apenas escuchado el sonido. ¡Carrera de lentos!. Esto se repetirá a través de la obra, aunque cada vez notamos una cierta evolución. La respuesta deja de ser inmediata en todos los personajes, y la carrera avanza.

Hay atracción, hay repelencia. La mujer que atrae y domina; la que hipnotiza y nos vuelve zombis. El hombre que no se deja y lucha, y aquel que simplemente no puede evitarlo. Parece existir una continua corriente de seducción entre los personajes. Seducción que se torna salvaje encarnada en cuerpos que no le temen al riesgo; que saltan, se encastran y arrojan al suelo sin miramientos de ningún tipo. La fuerza y el arrebato como productos del deseo.

La música en vivo acompaña la acción y también se vuelve el centro de atención. Nuestros personajes interpretan el piano, el acordeón, la guitarra, y también cantan. “While my guitar gently weeps” será cantado acompañado del piano, mientras otros dos lloran al unísono, expresando su impotencia ante las mujeres, que son tan difíciles. La música también nos trasporta a ese universo nombrado primeramente. A un barrio, a la calle de piedra , y a la madre de alguno que le grita estrepitosamente haciendo retumbar la cuadra. AL INTERIOR.

La burla se hace presente recayendo esta vez sobre la obviedad de los hechos. Y digo esta vez porque este recurso parece ser, ante mis ojos, algo recurrente en obras de por lo menos uno de los directores (Luis Biassotto). Un presentador, que no logra mantenerse en pie, enuncia un espectáculo negando de manera remarcada aquello que ellas, las protagonistas de dicho show, son. ¿Desconcierto o sólo risa? Estamos siempre al límite.

Y así pasa todo. Pasan las peleas, los llantos, los engaños y juegos. Pero siempre volviendo a esa especie de comunidad. A ese barrio.

 
   

¡IMPORTANTE!: Este artículo que está/s leyendo, los listados a continuación y los que se encuentran en este link, pertenecen a la sección de Artes Escénicas de Imaginación Atrapada discontinuada el 15 de mayo de 2009 . Las notas publicadas luego de esa fecha se encuentran en la nueva sección. Para ir a la nueva sección, clickear aquí o en el menú superior en Artes Escénicas

"Quienquiera que hubiera dormido en esta cama": Te recuerdo, amor - por Diego Braude

"124": Cuerpos en rearme permanente - por Enea

"B": Representación en potencia - por Enea

"Dos mil treinta y cinco": La corrosión va por dentro - por Diego Braude

"Tren": Viajantes se buscan - por Diego Braude

“Mecanismos del cortejo”: ¿De quién es este cuerpo? - por Jimena C. Trombetta

“Dolor Exquisito”: Representando el dolor... - por Nadia Isasa

  Buscador de Notas (no incluye productos del E-Shop):

E-Mail:

 
 
 
 
 

Sobre el sitio ------- ------- Contacto

© Imaginación Atrapada 2005 - Prohibida la reproducción de los contenidos sin autorización previa o cita de autor y procedencia del material