Artes Escénicas / Teatro - Crítica

Mirar el mar - Susana Pampín

"Mirar el mar": Hacia uno

por Jimena C. Trombetta jimenacecilia83@hotmail.com

Dramaturgia escénica y Dirección: Susana Pampín Intérpretes: Teresa Cura, Pablo Di Croce, Adriana Julio, Julián Mensch, Sandra Muñoz, Agustín Pruzzo, Valeria Radivo, Andrés Rapoport, Rosana Vezzoni Iluminación: Ada Frontini Edición de sonido: Ignacio Zabaleta Operación de luces: Pablo Quiroga Fotografía: Ada Frontini Asistencia de escenario: Juan Pablo Castro, Pamela Orozco Asistencia de escenografía: Fabiana Valgiusti Asistencia de dirección: Juan Camilo Prada, Rosana Vezzoni Prensa: Daniel Franco, Paula Simkin Web: http://www.mirar-el-mar.blogspot.com

Finalizó Funciones 2008 -- Centro Cultural Tadrón, Niceto Vega 4802, esquina Armenia, Teléfonos: 4777-7976

El mar generalmente resulta ser el lugar preciso para reencontrarse, como si la inmensidad nos serenara y ubicara en nuestro sitio sin quitarnos la libertad, todo al mismo tiempo.

Toda la obra se desarrolla en siete espacios escénicos distintos, articulados en un mismo espacio teatral (La casa de Fernanda y Germán, la de Analía, la de Sebastián, la de Alexis, la de Ruth, una cancha de tenis y la misma playa). Si hubiera que separar los estados anímicos, tendría que decir que el mar, la playa, rompen con el ritmo citadino para dar parte no sólo a un lugar físico, sino a un lugar mental. Mientras que las distintas casas enredan aún más las vidas de cada uno de los protagonistas, sólo uno de ellos logra encontrarse, allí mismo, en el mar.

Con mucho humor, “Mirar el mar” va tramando el camino de nueve personajes, todos distintos, intentando interactuar. Personajes de distintas edades buscando salidas, algunos con sueños frustrados, otros sin sueños. La dependencia de Alexis hacia su padre, la soledad de Lourdes en la limpieza, el sueño con gitanos de María Luisa, el deseo de pasión de Analía, los intereses de Germán, el amor oculto de Fernanda, la indecisión de Sebastián, la angustia de Ruth y la búsqueda de libertad de Mauro muestran el conflicto cotidiano de vivir en una sociedad dónde siempre en última instancia uno se tiene a si mismo, sin (¿) poder dejar de depender de otro (?). En cada uno de los personajes se ve la lucha interna, o por lo menos el propósito de definirse, de saber quiénes son, quiénes fueron y buscan ser. Así como en Lourdes se explicita la dependencia, en el resto se va ocultando de modo más o menos notorio, pero no por eso menos existente. ¿Cómo salir de eso?

Queda una esperanza al separar de esos vínculos casi simbióticos un vestuario particular, un decorado particular, un modo de habla específico. En definitiva, a partir de distintos tipos, individualiza diferentes opciones, diferentes ideas y perspectivas de la vida. El hijo, el personaje que, para poder crecer, debe ejercer una ruptura, puede entenderse como esa luz de esperanza. Él resulta ser el único que encuentra, aunque sea por unos instantes, eso que era demasiado difícil obtener. Mas, ¿es posible que eso no se contamine también?

www.imaginacionatrapada.com.ar
1
/08/2008

 
   

¡IMPORTANTE!: Este artículo que está/s leyendo, los listados a continuación y los que se encuentran en este link, pertenecen a la sección de Artes Escénicas de Imaginación Atrapada discontinuada el 15 de mayo de 2009 . Las notas publicadas luego de esa fecha se encuentran en la nueva sección. Para ir a la nueva sección, clickear aquí o en el menú superior en Artes Escénicas

"Quienquiera que hubiera dormido en esta cama": Te recuerdo, amor - por Diego Braude

"124": Cuerpos en rearme permanente - por Enea

"B": Representación en potencia - por Enea

"Dos mil treinta y cinco": La corrosión va por dentro - por Diego Braude

"Tren": Viajantes se buscan - por Diego Braude

“Mecanismos del cortejo”: ¿De quién es este cuerpo? - por Jimena C. Trombetta

“Dolor Exquisito”: Representando el dolor... - por Nadia Isasa

  Buscador de Notas (no incluye productos del E-Shop):

E-Mail:

 
 
 
 
 

Sobre el sitio ------- ------- Contacto

© Imaginación Atrapada 2005 - Prohibida la reproducción de los contenidos sin autorización previa o cita de autor y procedencia del material