De caminos y Utopías. 2da parte

vlcsnap-2011-07-10-21h23m03s252

Cuando le pregunto a Mauricio Kartun por Teatro Abierto, la mítica movida teatral que este año cumple 30 años, en determinado momento se detiene y resalta que habría que rescatar la figura de Osvaldo Dragún. Y, más allá de la exposición sobre ese punto, define al teatrista con una palabra: Utópico.

Leer nota completa De caminos y Utopías. 2da parte

De caminos y Utopías. 1ra parte

vlcsnap-2011-07-10-21h22m43s252

Creo que las cosas son más como decía Haroldo Conti, que la vida es como un borrador lleno de borroneadas, tachaduras, reescrituras. Por eso, quizás, la primer pregunta que se escucha es “¿Quién era Mauricio Kartun?”

Leer nota completa De caminos y Utopías. 1ra parte

Público y privado, una vez más

Hasta hace un tiempo, el debate era sobre las formas de administración del Complejo Teatral Buenos Aires. Ahora, la cuestión se ha puesto más espesa y de fondo. Como en los ’90s, la discusión ha pasado a ser, nuevamente, sobre el rol de lo público y lo privado y acerca de qué significa cultura (en sentido restrictivo y en sentido amplio) y su importancia dentro de una sociedad.

Leer nota completa Público y privado, una vez más

1er Encuentro de la Red de Teatros Españoles de América: Fabricantes de tiempos mejores. Segunda parte

El día 2 del encuentro tuvo por protagonistas a las presentaciones del vicepresidente de la Red TEA, Rodrigo Arribas, y los miembros de la Red Escena (la Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública) Francisco Flor Hernández y su actual presidente, Gerardo Ayo Meabe. La idea en este último caso tenía que ver con exponer las experiencias de una red que abarca toda España ahora, pero que se construyó a partir del esfuerzo de años. En el caso de la presentación de Arribas, se relacionó con la propuesta de un plan de trabajo integrando el trabajo de compañías teatrales con el municipio, combinando formación artística con formación de espectadores, de esa manera cumpliendo un doble rol.

Leer nota completa 1er Encuentro de la Red de Teatros Españoles de América: Fabricantes de tiempos mejores. Segunda parte

1er Encuentro de la Red de Teatros Españoles de América: Fabricantes de tiempos mejores. Primera Parte

Segunda mitad del siglo XIX. En medio de una situación política todavía inestable, la economía de lo que terminará de conformarse en las décadas que quedan como la República Argentina comienza su expansión. Buenos Aires y New York se convierten en los puertos más buscados por los migrantes. En el primer caso, si bien llegan también irlandeses, franceses, polacos, rusos, serbios demás, los inmigrantes son, principalmente, españoles e italianos. Están los que se quedan en Buenos Aires y aquellos que se van distribuyendo por el territorio. Se multiplican las nuevas ciudades fundadas oficialmente. Poco tiempo después de las fundaciones, aparecen las asociaciones de socorro mutuo; la necesidad nuclea. A su vez, al poco de crearse estas sociedades, se suele construir un teatro…

[Show as slideshow] 1234567

Antes que el club social y deportivo, existe el teatro. En el caso de los teatros españoles, al menos los distribuidos por la provincia de Buenos Aires, son

Leer nota completa 1er Encuentro de la Red de Teatros Españoles de América: Fabricantes de tiempos mejores. Primera Parte

Entrevista a Lola Arias: Mi vida después

Un biodrama que parte de la vida de seis actores, hombres y mujeres que tratan desde su generación conocer su identidad. Una identidad coartada en el terror de la dictadura del ’76. Estos hombres y mujeres se envuelven en la ropa de sus padres para tratar de comprenderlos, de acercarse, de un modo más o menos trágico, a sus vidas. Entonces, surgen no sólo padres desaparecidos en la dictadura, sino también padres partícipes de la misma. Así, “Mi vida después” de Lola Arias, plantea la crudeza de tener que reconocerse en sitios donde no gustaría haber estado. Y apunta al centro del pecho como un fuerte acorde musical que nos sacude, como un solo de batería que revienta y nos provoca gritar sobre lo roto.

“Mi vida después”, podrá ser una obra excepcional por su puesta, por la propuesta del vestuario, por la credibilidad de los rostros, por la realidad de lo dicho, por los efectos de imagen que logra con los diferentes niveles de espacio que maneja, por la dinámica que genera en el relato de las historias, pero es una obra excepcional porque nos nombra y renombra desde adentro, porque en la crítica a aquella

Leer nota completa Entrevista a Lola Arias: Mi vida después

“Potestad”: Los tiempos han cambiado, ¿o no?

“Potestad” se estrenó originalmente allá por el año ’86, un año después de “La Historia Oficial”. Ese mismo año, el 24 de diciembre, se promulgaba la Ley de Punto Final, en la que se leía “se extinguirá la acción penal contra toda persona que hubiere cometido delitos vinculados a la instauración de formas violentas de acción política hasta el 10 de diciembre de 1983″. La ley no abarcaba, sin embargo, lo referido al secuestro y tenencia ilegal de chicos hijos de desaparecidos. “La Historia Oficial” y “Potestad” ponían su acento en un tema que habría de cobrar mayor fuerza unos diez años después cuando, en 1998, las Abuelas de Plaza de Mayo consiguen que se reabra la causa (una de tantas ironías de nuestra historia legal, es que la que la reabra sea la jueza María Servini de Cubría, quien años antes había cobrado notoriedad cuando detuvo la emisión, sin haberlo visto, de un programa de Tato Bores en el cual hacía humor del hecho de que se le hubiera impuesto una multa de 60 pesos después de diez pedidos de juicio político por irregularidades

Leer nota completa “Potestad”: Los tiempos han cambiado, ¿o no?

“Esa extraña forma de pasión”: Páginas de un libro rayado

El recuerdo, es siempre un recuerdo de otro recuerdo, un instante que se reduplica sobre otro ya contaminado de incertidumbres, de sensaciones encontradas, de vacíos e imágenes desvaídas que, a veces, prefieren no ser evocadas para no avivar heridas que aún no han sido curadas. Indagar en esos recuerdos desde el presente implica toda una operación llena de contradicciones, veladuras, recortes y emociones, que no siempre encuentran, la forma de cobrar vida.

Esa extraña forma de pasión indaga en la memoria aun fresca de la pasada dictadura militar, representando sobre el escenario tres escenas que abren una grieta en el presente para recabar en aquel pasado. Las escenas se disponen longitudinalmente, una al lado de la otra, como entidades autónomas, excepto por alguna mirada que comparten los actores en determinados momentos, aunque sin imprimir gran correlación entre las mismas. Dos escenas suceden en el pasado, y la tercera en el presente, siendo esta ultima la que da inicio y cierre a la obra.

En ese presente en el cual se ancla la representación, opera un movimiento de recordar sin enunciar aquel quien recuerda pero a la vez haciéndolo presente a través de la puesta en escena. La escritora, ex

Leer nota completa “Esa extraña forma de pasión”: Páginas de un libro rayado

“Teruel y la continuidad del sueño”: Seguir soñando y jugarse la vida en ello

Los nacionalistas cuentan con la ayuda de los italianos y de la Legión Cóndor proveniente de Alemania. Los republicanos (en toda la complejidad que la palabra implica y que no alcanza aquí ni de casualidad a sintetizar todas las ramas que formaban parte y las contradicciones internas), cuentan con un yunque atado al cuello bajo el nombre de Stalin. Rafael Alberti y María Teresa León, por su parte, llaman al envío de obras en pos de conformar por diferentes medios un teatro revolucionario. Llega 1938, Franco apunta a Madrid. Las palabras de La Pasionaria (“¡No pasarán!”), ya no alcanzan. Los republicanos atacan Teruel a principios de año y demoran el avance, pero poco tiempo después llega el contraataque. Al final de la guerra, los exiliados se van con una palabra que les quema: “Volveremos”.

Teruel. Una pareja de brigadistas argentinos, Andrés y Julieta, actores ellos, están tratando de escribir una obra para mandarle a Rafael. Ella sueña con tanques y batallas que no identifica. Él la acompaña, la estimula. Juntos, juegan a que tras la puerta el mundo no se viene abajo. Ahí dentro, en su

Leer nota completa “Teruel y la continuidad del sueño”: Seguir soñando y jugarse la vida en ello

Del FIBA a Experimenta: Más preguntas (II)

FIBA 2009: Cambio de programación y descentralización

Le edición 2009 del FIBA, la primera con Rubén Szuchmacher y Alberto Ligaluppi a la cabeza, continuó con la programación como eje de acción. En lugar de apuntar a grandes compañías, se trajo a grupos menos reconocidos o en crecimiento. Temáticamente, se privilegiaron obras que tuvieran como eje conflictos sociales o político-históricos (al menos, en la selección internacional, mientras que en la local esto es más ambiguo). Por contraste, el “tanque” del FIBA 2007 había sido “Les Ephemeres” (con sus funciones de 6 y 8 horas), del Teatre du Soleil, ubicada en una narrativa más general. En cualquier caso, si se observan las primeras ediciones, el tamaño del evento se ha reducido considerablemente, teniendo en cuenta que, post devaluación, el presupuesto a nivel internacional no rinde de la misma manera que en las épocas del 1 a 1. Quizás, por esto mismo, me pregunto si el festival no podría / debería ser pensado de otra manera en vez de una versión “devaluada” de su original…

Hago recorte de lo que he visto y elijo “Diciembre” (Chile), de Guillermo Calderón y con el grupo Teatro en el Blanco, y “Hotel Splendid”

Leer nota completa Del FIBA a Experimenta: Más preguntas (II)

Archivos