Que la ciudad sea teatro. 2da Parte

El tiempo pasa, inexorablemente. Tic tac tic tac. Y nos obsesiona esa cuestión de que se “escape”, como si el Tiempo se fugara a algún lugar y hubiera que andar corriéndolo como Peter Pan a su sombra. El tiempo se vive, se experimenta, y al volver sobre lo ya caminado se puede hilar un relato, que indefectiblemente siempre va a tener algo de fantasioso, siempre parcial. Ahora bien, si vamos juntando todas esas partecitas que conforman cada relato individual se pueden ir encontrando los patrones que se reiteran, las mismas palabras aplicada a aquel hecho o ese momento. Así, poquito a poquito, pieza más pieza se va conformando la memoria.

Leer nota completa Que la ciudad sea teatro. 2da Parte

Que la ciudad sea teatro. 1ra Parte

BiNeural Monokultur

El año pasado, durante el Festival de Teatro de Rafaela que dirige Marcelo Allasino – la obra luego continuó funcionando posterior a la finalización del evento -, el dúo BiNeural Monokultur llevó a los asistentes a atravesar la urbe santafesina como participantes de una historia llena de secretos y ambiciones por conquistar al mundo. Tal como ya lo había hecho en Brasil y en el Festival Mercosur hace unos años, tras realizar una investigación sobre el espacio elaboraron una ficción que luego montaron sobre una doble vía: por un lado, los puntos seleccionados en la ciudad como lugares para ligarlos a la trama creada y, por otro, la producción de una obra en audio para instalarla en reproductores portátiles. Cada espectador-usuario salió entonces a la calle con algunos minutos de diferencia y con auriculares por los cuales iba corriendo la narración y de la cual salían instrucciones a seguir. Si el dicho reza que sin espectadores no puede haber espectáculo, nunca más cierto que en esta experiencia, donde era necesario entregarse al juego; sin el juego del espectador, literalmente, no había obra

Leer nota completa Que la ciudad sea teatro. 1ra Parte

Sucedió en Rafaela. Última parte

Marcelo Allasino

Marcelo Allasino no tenía en sus planes ser director de teatro ni ser el director artístico de un festival cuando estaba creciendo… de hecho, nada más alejado para el purrete que soñaba con estudiar ingeniería genética o física nuclear. Pero, algo se cruzó en el trayecto durante su adolescencia, una obra de teatro de concientización sobre las drogas, y al año siguiente Allasino ya estaba sobre el escenario y no se iba a bajar más.

Leer nota completa Sucedió en Rafaela. Última parte

Sucedió en Rafaela. Primera parte

Marcelo Allasino

La gente suele suponer (o, si se quiere, no es inusual que lo haga) que armar un festival, sobre todo uno de artes escénicas, es sólo programar las obras que habrán de participar. Con ese criterio, todos los festivales se parecerían y se olvidaría que cada ciudad tiene sus peculiaridades, que no todos los públicos reaccionan de la misma manera o expresan las mismas necesidades, que los espacios específicos de cada geografía presentan tanto limitaciones como potenciales creativos.

Leer nota completa Sucedió en Rafaela. Primera parte

Archivos