“Pléyades”: Buscando partir del sueño

Las Pléyades son siete hermanas (aunque acá sean cinco) míticas. Como todo mito griego, se acuestan con los dioses, son perseguidas por otros y, eventualmente, transformadas por el caprichoso Zeus en algo más: estrellas que navegan el cielo eternamente.

Pero hay que olvidar un poco el mito, o tomar algunas cosas y otras dejarlas ir. Acá hay cinco mujeres que llegan a un barco, afín de partir hacia destino desconocido. Vestidas de rojo se encuentran a la entrada (en uno de los ambientes de Silencio de Negras), se saludan, algunas buscan seducirnos (embriagándose cuando brindan y con ganas de hombre). El viaje comienza.

Las viajeras se nos presentan (a cada grupo de seguidores por separado en diferentes ambientes de Silencio de Negras, ahora un barco en ultramar, y nunca es develado que fue revelado en secreto; cada uno recibirá, en potencia, una obra distinta, en función de aquella información que le fue confiada), para luego volver a reunirse cuando el barco naufraga.

Todas huyen de un pasado del que reniegan o que las expulsa, y enfilan hacia un hombre que les es promesa de felicidad. Al naufragar, sobreviven, por alguna razón, sólo para ser esclavizadas por una Capitana que

Leer nota completa “Pléyades”: Buscando partir del sueño

“Mariano Moreno y un teatro de operaciones”: Luchar por un mundo posible

En el fondo, una pantalla. En el inicio, el mar en el que murió Mariano Moreno y en el cual se lo sepultó.

Una obra dentro de una obra dentro de una obra. El escritor escribe, mientras los personajes representan ser actores representando y entrando en conflicto… no, mostrando el conflicto… el conflicto de la historia que busca ser narrada. Y quien narre la historia, está también plantando semillas para el futuro.

Excursus… de chico, no recuerdo a ningún niño que dijera que quería ser San Martín o Belgrano. Sí, teníamos actos escolares – yo participé en algunos de ellos -, pero lo que decíamos y exponíamos rara vez se planteaba como algo vivo que nos afectaba y, más bien, era algo con tufo a naftalina que hablaba de cosas que no importaban. En cambio, en nuestro vecino del norte te queman la cabeza con los purretes que sueñan convertirse en futuros George Washingtons y Thomas Jefersons. Pero la cosa no es tan lineal…

¿Qué pasaría si contáramos la Revolución de Mayo a través de Mariano Moreno?

“Quien controla el pasado, controla el presente. Quien controla el presente, controla el futuro”, circulaba por “1984″, el

Leer nota completa “Mariano Moreno y un teatro de operaciones”: Luchar por un mundo posible

Entrevista a Mónica Cabrera: “Tenés el poder, cuando tenés el humor”

Ya había comenzado el fresco. Llegaba con tiempo. Pasé por el kiosco a comprar pilas para el grabador (mi fiel y barato MP3 a prueba de balas y que, por alguna razón que desconozco, no acepta pilas Duracell). Mientras repasaba con los ojos chocolates, alfajores, caramelos, galletitas y demás – sólo para luego no llevar nada -, seguía pensando diferentes formas de encarar la entrevista. Es algo que siempre hago, de obsesivo nomás, darle vueltas al asunto hasta el último momento.

Ahora más gente la reconoce gracias a sus roles en “Tratame bien” y “Malparida”, pero Mónica Cabrera viene laburando desde hace mucho: entre otras cosas (también tuvo su programa de radio, al que vale la pena echarle una escuchada), el año pasado publicó su primer libro, una antología de sus monólogos, que tienen sus orígenes hace diez años, lo cual a su vez dio pie a la “Maratón Cabrera”, donde por diferentes salas han ido rotando las obras incluidas en la antología.

Cabrera se sentó del otro lado de la mesa y fuimos de 0 a 100 sin escalas. El humor es la constante – en

Leer nota completa Entrevista a Mónica Cabrera: “Tenés el poder, cuando tenés el humor”

e n t r e v i s t a 1 2 4

Cecilia Blanco Javier Drolas Agustín Repetto Fernando Tur.

12 4, es la 2 vez que presencio la obra.

La 1 vez me sorprendió con sus juegos sonoros y visuales.

En esta 2 experiencia:

las dinámicas que se suceden con prolijidad y eficacia,

las coreografías precisas,

la musicalidad.

Volvieron a asombrarme.

***

Me pregunto por el proceso y los ensayos…

***

A veces pienso que comer antes o después de ir al teatro es parte del ritual.

Me encontré con los actores – autores-directores- performers en un restaurant, después de la función.

***

Sol: Les voy a pedir que digan sus nombres antes de hablar… sé que es raro pero sino no voy a saber quién habló, quién dijo qué.

Todos: Bueno.

Sol: Viendo “12 4” lo primero que me pregunté es acerca del proceso, ¿cómo trabajaron? ¿Cómo fueron los ensayos?

Fernando: Bueno, yo soy Fernando Tur, se escribe

Leer nota completa e n t r e v i s t a 1 2 4

La Entrevista (Nahuel Cano – Segunda Parte)

Nahuel Cano –entrevistado-

Sol Salinas -entrevistadora-

SEGUNDA ESCENA: FORMA Y CONTENIDO

El elenco de Un Hueco y algunos espectadores que andaban dando vueltas por ahí comienzan a irse poco a poco:

me pregunto si será el clima que propone este club de barrio el que facilita

que la gente simplemente permanezca.

Nahuel y yo

también permanecemos, seguimos conversando

– no sé exactamente cuánto, pero hace mucho tiempo que estamos conversando –

en el patio.

Me gusta este espacio porque tiene vida propia más allá de la función,

me pregunto acerca de esta construcción hiperrealista que propone la obra

pero no quiero perder el hilo de la entrevista…

Sol. Hace un tiempo leí una crítica acerca de un libro – “En medio de Spinoza”, de Deleuze y el crítico decía que como se trata de un libro que reúne clases dictadas por Deleuze, aborda los temas de otra manera, de una manera más blanda.

Nahuel: Las clases siempre son buenísimas. Hace poco en un seminario leí un

Leer nota completa La Entrevista (Nahuel Cano – Segunda Parte)

“Vivo”: Un titiritero de mundos posibles ó el arte de improvisar

Una multitud de personajes inunda la escena tras el obrar de un mismo cuerpo. Un conjunto de máscaras balinesas se posan sobre una pared frente a nuestros ojos. La elección está dada por el azar, cada función es distinta en muchas maneras. Pero siempre una estructura da base a este desarrollo (las máscaras y sus particularidades, la invitación al público, las reglas de la improvisación…). Similar a la estructura de un espectáculo de la comedia del arte donde los personajes, en este caso arquetípicos, improvisan sobre una trama definida, utilizando en muchos casos media-máscaras.

Pero aquí el intérprete no se encuentra acompañado (de otros actores, de una trama, etc.). El sólo se sirve de las máscaras y de su cuerpo-voz como instrumento, elementos primigenios y centrales del teatro. No hay vestuario, ni escenografía que soporte su actuación. La trama se construye en la interacción con el público, en el estar- ahí. El espacio es llenado con su mera presencia. Marcelo Savignone desaparece detrás de las mascaras, de los personajes. Su voz se metamorfosea, su cuerpo adquiera formas distintas y particulares. Su huella se desdibuja tras la representación, que asume un gran dinamismo. Nos olvidamos de su rostro el cual

Leer nota completa “Vivo”: Un titiritero de mundos posibles ó el arte de improvisar

La Entrevista (Nahuel Cano – 1ra parte)

Personajes:

Nahuel Cano –entrevistado- Sol Salinas -entrevistadora-

PRIMERA ESCENA: LOS CUERPOS

BUENOS AIRES – NOCHE – Palermo – Club Estrella de Maldonado

Es sábado y son las nueve y media. Espero en un vestuario azulado. Sobre la mesa: sandwiches de miga, ginebra, jugo y gaseosa. Trato de captar todos los detalles, de estar atenta y despierta (algo en esta espera, en este club me tira, me atrapa), todo puede ser material para la entrevista.

Dan sala y comienza la función:

“UN HUECO”

***

Estoy esperando a Nahuel. Pienso – pensar no sería exactamente la palabra – mucho en la función.

Me dejé devorar por el ambiente mortuorio que la obra impuso en mi cuerpo y lo mejor es que no me molesta tanto… no me molesta nada…

Mi primera pregunta… la tenía pensadísima y preparada pero ya no me gusta tanto. Trato de recapitular un poco, ¿qué me llevó a estar acá? ¿Por qué hago esta entrevista? Pienso en Nahuel como profesor, como actor, como director, pienso en lo que conozco de su recorrido, en su blog… hasta que el entrevistado interrumpe mis especulaciones y sólo puedo decírselas.

Sol: Estás dirigiendo los

Leer nota completa La Entrevista (Nahuel Cano – 1ra parte)

“4 Temporadas”: ¿Otra primavera?

“Nuestras criaturas no serán héroes de novela en varios volúmenes. Tendrán papeles cortos, lapidarios, carácter sin profundidad. Lo reconocemos francamente, no ponemos el acento sobre la durabilidad o la solidez de la ejecución. Nuestras criaturas serán provisorias, hechas para servir una sola vez” (Bruno Schultz, Tratado de los maniquíes o Segundo Génesis)

“Con unos maniquíes como testigos y confidentes, tres hermanos intentan salvar el negocio familiar de telas mientras su padre sufre una extraña mutación física”, ese es el argumento de “4 temporadas”, la obra de Pedro Sedlinsky que marca cada una de las temporadas con la introducción de “Las cuatro estaciones” de A. Vivaldi y con el cambio de la moda (léase con el cambio de la historia).

Dentro del argumento la obra contiene un nivel de opacidad en su discurso, que hace preguntarnos acerca de alguna de las puntas que la componen. La puesta retoma la poética de Bruno Schultz (1892-1942), novelista y pintor de origen polaco, que padece el nazismo con la invasión de Alemania sobre su país, en los primeros días de septiembre de 1939. Schultz estaba atravesado por el simbolismo y el expresionismo alemán. Esta tendencia artística es retomada

Leer nota completa “4 Temporadas”: ¿Otra primavera?

“La última vez (que me tiré a un precipicio)”: Clown en busca de la vereda del sol

A ver… se tira… no se tira… se tira… no se tira… Camina por la cornisa. Un poco más para allá. Otro poco. Un pie se le rebela, no quiere ir donde ella le indica. Ella, que está vestida de blanco y negro. La nariz, roja, por supuesto. Sonido de calle. Proyección de edificio de fondo. Ella cambia de opinión, decide no tirarse, es una locura. Pero, Ley de Murphy mediante, lógicamente, en ese momento se cae. El edificio corre a sus espaldas y se va y se va y se va…

Ella sola. Ella soledad. Ella que no se anima. Ella que recuerda. Ella que sueña. El clown que anticipa su viaje, su transformación.

Ella que recuerda. Ella que sueña con que alguien la quiera y la acepte, aunque el vestido de novia la incomoda. “¡Ah! es esto lo que molesta”, una y otra vez y se saca partes de vestuario, aunque, claro, no es el vestuario, en realidad, lo que necesita cambiar; quizás no sea eso lo que quiere ser. No encaja, no se halla, en los espacios que se dibujan a su espalda o se la hacen presentes en escena, como el

Leer nota completa “La última vez (que me tiré a un precipicio)”: Clown en busca de la vereda del sol

“El club de las bataclanas”: No nos olviden

Según la definición de la todopoderosa y sabia Wikipedia: “La palabra bataclana aparece en 1922, tras la llegada a Buenos Aires de la compañía teatral parisina Bataclan.

En los espectáculos, las coristas vestían con escasa ropa y se las relacionaba con una vida disipada, lo que provocó que a las mujeres de vida liviana, se las llamara despectivamente “bataclanas”.”

Bataclana, 2009, café concert, mozos yendo de aquí para allá. La gente va llegando. La hora de comienzo, previsiblemente, se va pateando para delante. Todos, o la mayor cantidad posible de los asistentes al espectáculo, tienen que poder hacer su pedido.

Los personajes de Mónica Cabrera no están aislados. Es decir, hay una conexión entre todos ellos. Personajes femeninos fuertes, impregnados de historia, de marcas personales y culturales. No son estereotipo, sino arquetipo que aparece detrás de la estructura de humor.

Los cuadros que siguen a continuación son los de un grupo de mujeres que intentan recauchutar la gloria perdida de este “club de bataclanas”. Rengas, rotas, fumadoras, posesivas, tímidas, con tics pintorescos. Orgullosas, tímidas, bizarramente sensuales. Se narran para el público… Es que una licenciada en Marketing les

Leer nota completa “El club de las bataclanas”: No nos olviden

Archivos