“Beatriz, la historia de una mujer inventada”: Memorias y un abrazo

Beatriz es una mujer que es muchas. Beatriz es muchas ella misma, porque fue niña, joven, adulta y anciana. Beatriz nació, como decía Dickens en “David Copperfield”, y en algún momento muere.

En un espacio vacío, está sólo siempre Beatriz, siendo ella y los otros. ¿Los imagina? ¿Los recuerda? ¿Son fantasmas? ¿Acaso es siempre la misma figura que se transforma porque los vemos a través de sus ojos? Ocupa y rellena huecos dejados por los demás con su propia fuerza e imaginación, mezclada con resignación.

Una vida que no es exactamente la que se deseaba: ella dueña de un comercio, su marido mozo. La plata siempre justa, las hijas que crecen y se van. Lo que queda es la soledad de la rutina. ¿Qué pasó con el amor? ¿Qué pasó con los sueños? A Beatriz la invade la melancolía permanentemente. El negocio la absorbe, pero también es el escape, la compañía, el refugio.

Laura Pagés se evidencia, en determinado momento, como la titiritera. Beatriz es un títere, pero también alguien que podría ser cualquiera. Siempre conocemos alguien como ella, podríamos ser nosotros mismos… Quizás por eso (o porque, no sé, quizás se me antoja o necesito verlo así), en

Leer nota completa “Beatriz, la historia de una mujer inventada”: Memorias y un abrazo

1er Encuentro de la Red de Teatros Españoles de América: Fabricantes de tiempos mejores. Segunda parte

El día 2 del encuentro tuvo por protagonistas a las presentaciones del vicepresidente de la Red TEA, Rodrigo Arribas, y los miembros de la Red Escena (la Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública) Francisco Flor Hernández y su actual presidente, Gerardo Ayo Meabe. La idea en este último caso tenía que ver con exponer las experiencias de una red que abarca toda España ahora, pero que se construyó a partir del esfuerzo de años. En el caso de la presentación de Arribas, se relacionó con la propuesta de un plan de trabajo integrando el trabajo de compañías teatrales con el municipio, combinando formación artística con formación de espectadores, de esa manera cumpliendo un doble rol.

Leer nota completa 1er Encuentro de la Red de Teatros Españoles de América: Fabricantes de tiempos mejores. Segunda parte

“La Quema”: Nunca acabará el humo

Se cura con Pancután. “Se podrá apagar todos los fuegos Pero nunca acabará el humo.” Roberto Juarroz

El fuego sana, cura. Pero el proceso de purificación no está completo si no hay sufrimiento. Juana de Arco, las brujas de Salem, la audacia de Prometeo, el éxodo jujeño…el Ave Fénix…hace falta fuego para empezar de nuevo.

¿Y el humo?

Queda. Resabio de lo muerto, nos recuerda que algo ha pasado por ahí. Huella inevitable, obligada a habitar en el viento, en el aire, acá, adentro, desde la nariz y la boca hasta la garganta, hasta los pulmones. Epitafio de lo que pasó.

Humo. Mucho humo. Sentada, anota remedios en una libretita. Sillón desvencijado. De la vicedirección. Acá hay olor a pelo quemado (fijate si en la cartera no tenés una birome que ande) Dibujados en tiza, hay cosa que dicen su ausencia. Yo no me llamo Marcela. ¿Qué pasa? Yo no me llamo Sofía. Señora, equivocado. Mi perro se comió la pata, la engangrenada. Se ve que la gangrena da olor a. Ojito, estoy vigilando. A ver si a alguno se le ocurre quemar otra peluca. De a ratos, la radio habla. Con humo habla, en todas partes, en todos,

Leer nota completa “La Quema”: Nunca acabará el humo

Entrevista a Mónica Cabrera: “Tenés el poder, cuando tenés el humor”

Ya había comenzado el fresco. Llegaba con tiempo. Pasé por el kiosco a comprar pilas para el grabador (mi fiel y barato MP3 a prueba de balas y que, por alguna razón que desconozco, no acepta pilas Duracell). Mientras repasaba con los ojos chocolates, alfajores, caramelos, galletitas y demás – sólo para luego no llevar nada -, seguía pensando diferentes formas de encarar la entrevista. Es algo que siempre hago, de obsesivo nomás, darle vueltas al asunto hasta el último momento.

Ahora más gente la reconoce gracias a sus roles en “Tratame bien” y “Malparida”, pero Mónica Cabrera viene laburando desde hace mucho: entre otras cosas (también tuvo su programa de radio, al que vale la pena echarle una escuchada), el año pasado publicó su primer libro, una antología de sus monólogos, que tienen sus orígenes hace diez años, lo cual a su vez dio pie a la “Maratón Cabrera”, donde por diferentes salas han ido rotando las obras incluidas en la antología.

Cabrera se sentó del otro lado de la mesa y fuimos de 0 a 100 sin escalas. El humor es la constante – en

Leer nota completa Entrevista a Mónica Cabrera: “Tenés el poder, cuando tenés el humor”

1er Encuentro de la Red de Teatros Españoles de América: Fabricantes de tiempos mejores. Primera Parte

Segunda mitad del siglo XIX. En medio de una situación política todavía inestable, la economía de lo que terminará de conformarse en las décadas que quedan como la República Argentina comienza su expansión. Buenos Aires y New York se convierten en los puertos más buscados por los migrantes. En el primer caso, si bien llegan también irlandeses, franceses, polacos, rusos, serbios demás, los inmigrantes son, principalmente, españoles e italianos. Están los que se quedan en Buenos Aires y aquellos que se van distribuyendo por el territorio. Se multiplican las nuevas ciudades fundadas oficialmente. Poco tiempo después de las fundaciones, aparecen las asociaciones de socorro mutuo; la necesidad nuclea. A su vez, al poco de crearse estas sociedades, se suele construir un teatro…

[Show as slideshow] 1234567

Antes que el club social y deportivo, existe el teatro. En el caso de los teatros españoles, al menos los distribuidos por la provincia de Buenos Aires, son

Leer nota completa 1er Encuentro de la Red de Teatros Españoles de América: Fabricantes de tiempos mejores. Primera Parte

“Potestad”: Los tiempos han cambiado, ¿o no?

“Potestad” se estrenó originalmente allá por el año ’86, un año después de “La Historia Oficial”. Ese mismo año, el 24 de diciembre, se promulgaba la Ley de Punto Final, en la que se leía “se extinguirá la acción penal contra toda persona que hubiere cometido delitos vinculados a la instauración de formas violentas de acción política hasta el 10 de diciembre de 1983″. La ley no abarcaba, sin embargo, lo referido al secuestro y tenencia ilegal de chicos hijos de desaparecidos. “La Historia Oficial” y “Potestad” ponían su acento en un tema que habría de cobrar mayor fuerza unos diez años después cuando, en 1998, las Abuelas de Plaza de Mayo consiguen que se reabra la causa (una de tantas ironías de nuestra historia legal, es que la que la reabra sea la jueza María Servini de Cubría, quien años antes había cobrado notoriedad cuando detuvo la emisión, sin haberlo visto, de un programa de Tato Bores en el cual hacía humor del hecho de que se le hubiera impuesto una multa de 60 pesos después de diez pedidos de juicio político por irregularidades

Leer nota completa “Potestad”: Los tiempos han cambiado, ¿o no?

“Lo bueno por conocer, clínica para matrimonios fracturados”: Pánico a lo nuevo, angustia por lo viejo…

Que lo bueno por conocer siempre está hacia delante, ahí, en algún lugar. Entonces, ¿con el presente qué hacemos?

Tres parejas coinciden en un extraño retiro espiritual. El objetivo es claro: salvar sus matrimonios. Ahora, por las discusiones iniciales dentro de cada reducto relacional, pareciera ser que nadie se preguntó realmente si los matrimonios en cuestión desean ser rescatados. Esencialmente, es factible llegar a la conclusión de que todos están con la persona equivocada, al menos en el presente…

El presente es el lugar de lo que todavía no pasó y del recuerdo de lo que alguna vez fue. Es, también, el tiempo de la acción. Pero, ¿qué pasa cuando la acción está orientada a recuperar algo que ya no está ahí, a personas que ya no existen?

Las parejas siguen como pueden las consignas estrambóticas de un sacerdote que cobra fortunas por aplicar recetas sacadas de un manual de coaching para empresas o de algún libro de autoayuda. Y, en cada binomio, hay uno de ellos que desea que resulte. El problema, claro, es que no es claro si el deseo es compartido…

Ellas no tienen más lo que alguna vez tuvieron (las miradas de todos los hombres

Leer nota completa “Lo bueno por conocer, clínica para matrimonios fracturados”: Pánico a lo nuevo, angustia por lo viejo…

“Teruel y la continuidad del sueño”: Seguir soñando y jugarse la vida en ello

Los nacionalistas cuentan con la ayuda de los italianos y de la Legión Cóndor proveniente de Alemania. Los republicanos (en toda la complejidad que la palabra implica y que no alcanza aquí ni de casualidad a sintetizar todas las ramas que formaban parte y las contradicciones internas), cuentan con un yunque atado al cuello bajo el nombre de Stalin. Rafael Alberti y María Teresa León, por su parte, llaman al envío de obras en pos de conformar por diferentes medios un teatro revolucionario. Llega 1938, Franco apunta a Madrid. Las palabras de La Pasionaria (“¡No pasarán!”), ya no alcanzan. Los republicanos atacan Teruel a principios de año y demoran el avance, pero poco tiempo después llega el contraataque. Al final de la guerra, los exiliados se van con una palabra que les quema: “Volveremos”.

Teruel. Una pareja de brigadistas argentinos, Andrés y Julieta, actores ellos, están tratando de escribir una obra para mandarle a Rafael. Ella sueña con tanques y batallas que no identifica. Él la acompaña, la estimula. Juntos, juegan a que tras la puerta el mundo no se viene abajo. Ahí dentro, en su

Leer nota completa “Teruel y la continuidad del sueño”: Seguir soñando y jugarse la vida en ello

Del FIBA a Experimenta: Más preguntas (I)

Tomo prestadas las preguntas de la nota de Nadia Isasa sobre el VI Festival Argentino de Teatro que organiza la Universidad del Litoral: “¿Se puede pensar el teatro, y el arte en general, como un espacio posible de ser construido con independencia absoluta de la realidad política y social circundante? ¿Cuál sería ese lugar, entonces? ¿Es el teatro una forma política? ¿Un lugar de resistencia? ¿Lo teatral en lo político o lo político en lo teatral?”

No son preguntas nuevas, si se quiere, sino, más bien, unas que retornan periódicamente para aguijonear y evitar la abulia. Retomo las preguntas de Nadia y, entonces, decido aplicarlas a la manera de armar un festival.

Un festival de la rama del arte que sea, es siempre, en mayor o menor medida, un hecho político. Puede ser una toma de posición fuerte o débil (en cuanto a intensidad e intención), pero siempre lo es, incluso cuando sus organizadores puedan argumentar que no es buscado. ¿Por qué? Porque ocupan un espacio determinado y específico y, lo quieran o no, están legitimando un recorte más o menos puntual dentro del amplio tejido cultural y social.

La manera en que estas tomas de

Leer nota completa Del FIBA a Experimenta: Más preguntas (I)

Otro año, de paseo en Santa Fe. VI Argentino de Teatro

Del 4 al 8 de noviembre tuvo lugar, en la ciudad de Santa Fe, una nueva edición del Festival Argentino de Teatro, organizado por la Universidad Nacional del Litoral. La apuesta no deja de ser una decisión política: destinar fondos a un evento cultural es una apuesta, ideológica, a la cultura.

Esto me hizo retornar, una vez más, a pensar, repensar, o cualquiera sean los procesos mentales que se me despliegan cuando abordo lo político en conexión con lo cultural, más específicamente, política y teatro.

* Solía pensar que teatro y política podían conectarse solamente en las puestas del tipo panfletario, a la luz de la mayoría de las propuestas ocurridas en las décadas del 60 y 70. Mi paso por las aulas universitarias, y mi conocimiento de los movimientos de vanguardia, la disputa entre los grupos literarios de Florida y Boedo, por los años 30; su reflexión acerca de la revolución en el arte o el arte de la revolución, la importancia del contenido o la forma y otros tantos matices, ampliaron mi mirada hacia otros horizontes. Desde entonces, me acompañan algunas preguntas: ¿Se puede pensar el teatro, y el

Leer nota completa Otro año, de paseo en Santa Fe. VI Argentino de Teatro

Archivos