Aire Mininno. Última parte

Lejos de los nervios del comienzo del encuentro, ya distendido y holgado charlando, Mininno profundiza en cómo fue el salto. El planteo inicial de “Golpe de Aire” era una experiencia que podría decirse familiar (si es que alguna lo es): la gestación de una obra para una sala independiente, posiblemente el Teatro del Abasto. El salto, un llamado teléfónico, lo lleva al Teatro Sarmiento del Complejo de la Ciudad de Buenos Aires. Cómo es este pasaje, y todo aquello que todavía están descubriendo.

Leer nota completa Aire Mininno. Última parte

Aire Mininno. 1ra parte

Marcelo Mininno

Entrevista a Marcelo Mininno. “Nos acomodamos, nos disponemos a conversar, y ver a dónde nos lleva esta charla. Partimos de sus comienzos, pasando por su relación con la docencia, por la experiencia que fue “Lote 77”, para llegar al presente: “Golpe de Aire”.”

Leer nota completa Aire Mininno. 1ra parte

Entrevista ALEJANDRO CATALÁN : El actor y su Otro

Alejandro Catalán

¿Qué implica el trabajo del actor en este tipo de propuesta? ¿Cómo es aquí la creación del personaje? ¿se puede hablar de personaje? ¿Qué relación tienen estos actores con lo que dicen? ¿Y la obra? ¿La obra dice? ¿Y el director? ¿Qué pasa con el sentido en este método? ¿ Podemos hablar de método?

Leer nota completa Entrevista ALEJANDRO CATALÁN : El actor y su Otro

De caminos y Utopías. Última parte

Mauricio Kartun

En esta última parte, Mauricio Kartun habla de Utopías, de las pasadas, de las presentes, de desengaños y angustias, de lo Sagrado, de su nueva obra y de un santo en San Juan al que le dejan partes de autos como ofrenda.

Leer nota completa De caminos y Utopías. Última parte

De caminos y Utopías. 2da parte

vlcsnap-2011-07-10-21h23m03s252

Cuando le pregunto a Mauricio Kartun por Teatro Abierto, la mítica movida teatral que este año cumple 30 años, en determinado momento se detiene y resalta que habría que rescatar la figura de Osvaldo Dragún. Y, más allá de la exposición sobre ese punto, define al teatrista con una palabra: Utópico.

Leer nota completa De caminos y Utopías. 2da parte

Entrevista Alejandro Catalán: El Tiempo, de mi lado

Alejandro Catalán

Hace más de un año, presencié una clase de Alejandro Catalán ,y estando ahí me pregunté por esta forma de abordar la actuación y la dirección. Entrenando, terminé de comprender el sentido del trabajo sobre los gestos, sobre la voz, sobre las dinámicas que proponen los cuerpos.

Leer nota completa Entrevista Alejandro Catalán: El Tiempo, de mi lado

De caminos y Utopías. 1ra parte

vlcsnap-2011-07-10-21h22m43s252

Creo que las cosas son más como decía Haroldo Conti, que la vida es como un borrador lleno de borroneadas, tachaduras, reescrituras. Por eso, quizás, la primer pregunta que se escucha es “¿Quién era Mauricio Kartun?”

Leer nota completa De caminos y Utopías. 1ra parte

Entrevista a Carlos Belloso (I): “A la dirección la tomo como si fuera un arquitecto”

Una mezcla de Cyrano, Fantasma de la Opera y Hamlet, interpretado por Carlos Belloso, nos introduce en la historia del mítico Lon Chaney, donde volvemos a encontrar a Belloso, que a su vez, en el aquí y ahora de la sala Gargantúa, repasa con ironía sus trabajos en la televisión.

En “Mundo Mudo” vemos que, como Proteo, Belloso se nos escurre. Una búsqueda similar, pero llevada al extremo y en un registro muy diferente, se da en “¡Pará, fanático!”. En este unipersonal, que se presenta por estos días en el Paseo La Plaza, los personajes sufren metamorfosis de unos a otros, dialogan, se pelean con la televisión de fondo (el actor recrea todos estos sonidos), combaten y el resultado es… aterrador, en un buen sentido.

Pareciera que Belloso escenificara así una fórmula posible para escapar de algo que le preocupa bastante: el encasillamiento. Y, a juzgar por su trayectoria, queda claro que ha sabido combinar trabajos con buena intuición.

Lejos quedaron los días del Parakultural, espacio donde surgió junto a Damián Dreizik, con quien formaba “Los Melli”. Aunque algo de esa impronta under persiste en este espectáculo, escrito por Belloso justo después de disolverse la dupla para

Leer nota completa Entrevista a Carlos Belloso (I): “A la dirección la tomo como si fuera un arquitecto”

“Visages”: Mirame

Visage es rostro, pero también, según una definición que encontré por ahí, la expresión, la gestualidad de ese rostro. Es decir, no es sólo la forma, sino el contenido. Hay quien dice que mirar a los ojos es espiar a alguien por la cerradura. ¿Nunca se fijaron en el subte o el colectivo cómo la gente observa en todas direcciones pero siempre intentando evitar encontrarse de manera directa con los ojos de otro? La gente anda necesitada de hablar, de acercarse, que le hagan un mimo y, sin embargo, lo que prevalece es el miedo… será porque mirar es descubrir, pero también es, cuando se produce el encuentro, ser descubierto…

En el espacio oscuro de una sala, sólo fragmentos geométricos, pequeñas estructuras de luz, pero también, quizás, los monoblocs de algún barrio, algunos terminados, otros sin terminar… división de espacios, tetris destinados a cruzarse y romperse cada tanto (los que habitan los monoblocs, no las construcciones).

Apenas cubiertos por las estructuras, seres que quieren ser reconocidos, aceptados y queridos. Hay también un ángel, pero él lo que quiere es morir, harto de retornar una y otra vez; es un desilusionado, un derrotado. Rechazados, a su manera, son todos; entre

Leer nota completa “Visages”: Mirame

“Pléyades”: Buscando partir del sueño

Las Pléyades son siete hermanas (aunque acá sean cinco) míticas. Como todo mito griego, se acuestan con los dioses, son perseguidas por otros y, eventualmente, transformadas por el caprichoso Zeus en algo más: estrellas que navegan el cielo eternamente.

Pero hay que olvidar un poco el mito, o tomar algunas cosas y otras dejarlas ir. Acá hay cinco mujeres que llegan a un barco, afín de partir hacia destino desconocido. Vestidas de rojo se encuentran a la entrada (en uno de los ambientes de Silencio de Negras), se saludan, algunas buscan seducirnos (embriagándose cuando brindan y con ganas de hombre). El viaje comienza.

Las viajeras se nos presentan (a cada grupo de seguidores por separado en diferentes ambientes de Silencio de Negras, ahora un barco en ultramar, y nunca es develado que fue revelado en secreto; cada uno recibirá, en potencia, una obra distinta, en función de aquella información que le fue confiada), para luego volver a reunirse cuando el barco naufraga.

Todas huyen de un pasado del que reniegan o que las expulsa, y enfilan hacia un hombre que les es promesa de felicidad. Al naufragar, sobreviven, por alguna razón, sólo para ser esclavizadas por una Capitana que

Leer nota completa “Pléyades”: Buscando partir del sueño

Archivos