Artes Escénicas / Danza - Crítica

Vivita - Daniel Marcove y Vivan Luz

"Vivita": El recuerdo y la puesta en escena de quiénes fue una mujer

por Enea enea@imaginacionatrapada.com.ar

Dirección: Daniel Marcove Coreografía: Vivian Luz Intérpretes: Delfina Bustos, Pamela Fernández, Laura Gerolimetti, Vivian Luz, Melina Torres, Laura Wigutow Diseño de luces: Miguel Morales Realización de vestuario: Sabrina Rocha Fotografía: Grete Stern Diseño gráfico: Juan Cristobal Barcesat Asistencia técnica: Guilermo Tello Asistencia de dirección: Lorena Iriarte Prensa: Castillo Arango Web: http://vivianluz.loscelebrantes.com.ar

Finalizó Funciones 2006 - Teatro del Sur, Venezuela 2255, Teléfono: 4941-1951

Una voz en off nos acerca a un tiempo lejano, a una casa y a una niña, mientras un cuerpo casi desnudo se retuerce sobre la escena. Nace....

“Vivita” es un paso por los recuerdos de este personaje. A través de las diferentes escenas iremos siendo testigo de sus recuerdos dulces de niña, de sus seres queridos, de sus momentos violentos y dolorosos...

Ella (protagonista tanto en la historia como en la obra) cantará en un intento de sumergirnos en su mundo, en sus cosas, aquello que la conforma. Se mostrará casi denuda, recubierta de plásticos, en una suerte de despojo y seducción. Así se nos presentará en una primera instancia este personaje que luego se retrotraerá a otra época, a otras formas; las de su niñez.

Cada evocación relatada por nuestra protagonista será acompañada, representada y en ocasiones complementada por el movimiento. Aunque la función principal que cumple este último sería el de representar aquello que ha sido expresado en palabras. Este rol asignado al movimiento será realizado por otros intérpretes (todas mujeres) que acompañaran durante este recorrido a nuestro personaje principal.

“Vivita” intentará acercarse al público, sentándose en el proscenio y dirigiendo la mirada a alguno de los presentes, para así acortar las distancias y crear un ambiente más intimo. Esto se vuelve necesario debido a la carga del relato, ya que no es lo mismo hablar de alguien perdido en el tiempo y el espacio que hablar de uno mismo.

Finalmente también aparecerán los agradecimientos, tal vez a un padre, madre o a un abuelo. Y el cierre estará signado por un baile, disciplina que como nos hará saber tomó parte en su vida desde muy pequeña, y una foto que veremos proyectada sobre el fondo, disparador, por qué no, de todo este relato.

 
   

¡IMPORTANTE!: Este artículo que está/s leyendo, los listados a continuación y los que se encuentran en este link, pertenecen a la sección de Artes Escénicas de Imaginación Atrapada discontinuada el 15 de mayo de 2009 . Las notas publicadas luego de esa fecha se encuentran en la nueva sección. Para ir a la nueva sección, clickear aquí o en el menú superior en Artes Escénicas

"Quienquiera que hubiera dormido en esta cama": Te recuerdo, amor - por Diego Braude

"124": Cuerpos en rearme permanente - por Enea

"B": Representación en potencia - por Enea

"Dos mil treinta y cinco": La corrosión va por dentro - por Diego Braude

"Tren": Viajantes se buscan - por Diego Braude

“Mecanismos del cortejo”: ¿De quién es este cuerpo? - por Jimena C. Trombetta

“Dolor Exquisito”: Representando el dolor... - por Nadia Isasa

  Buscador de Notas (no incluye productos del E-Shop):

E-Mail:

 
 
 
 
 

Sobre el sitio ------- ------- Contacto

© Imaginación Atrapada 2005 - Prohibida la reproducción de los contenidos sin autorización previa o cita de autor y procedencia del material